Joe Serralta, ex presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, entiende que tiene mucho que aportar al fútbol caribeño. (Primera Hora / Archivo)

miércoles, 22 de junio de 2011
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

El ex presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), Joe Serralta, aspirará a la presidencia de la Unión Caribeña de Fútbol tras la renuncia de su ex mandatario, el trinitense Jack Warner.

Así lo confirmó el propio Serralta, quien dirigió la FPF desde el 2004 hasta el 2010.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

“Me interesa muchísimo porque entiendo que hay que aportar muchísimo a la región del Caribe. Tengo par de proyectos e iniciativas que se hicieron hace par de años, como lo es Visión Caribe, que pretende mejorar el nivel de la región”, expresó ayer Serralta a Primera Hora.

Serralta dijo desconocer el proceso para someter su candidatura, pues la CFU y la Concacaf se encuentran en reorganización tras la salida de Warner, quien renunció el pasado lunes luego de ser acusado de un intento de soborno.

“En estos momentos, para hacerle honor a la verdad, nadie sabe. Todo esto está en un proceso”, dijo Serralta, quien afirmó que cuenta con apoyo entre las asociaciones del Caribe.

“He creado buenas relaciones a través de los años. Me siento cómodo lanzándome porque conozco las culturas. Desafortunadamente, aquí (en Puerto Rico) entramos en un caos económico y la economía no se puede vencer”, sostuvo Serralta.

Según el también presidente de la Puerto Rico Soccer League (PRSL), la iniciativa de Visión Caribe corresponde a la necesidad de proyectar los países del Caribe que cuentan con profesionalismo y facilitarles su clasificación a torneos de la Concacaf. De igual manera, a Puerto Rico, Jamaica y Trinidad y Tobago se les darían sedes permanentes en el torneo de clubes de la CFU.

“Se va a estabilizar y comercializar el campeonato del Caribe todos los años”, explicó.

PRSL A LA Federación

Por otro lado, Serralta reveló que sin importar su futuro en la CFU, la intención es que la FPF asuma el control de la PRSL.

“La liga hay que ponerla al mando federativo, pero tiene que ser un balance entre los intereses de la liga y los ejecutivos federativos… Hay que hacerlo. Nosotros tenemos que garantizarles a los municipios e inversionistas que se va a tener una liga estable”, sentenció.

Comentarios

Comentarios