Martes 2 de junio de 2015
Edwin R. Jusino | FBNET

El ex-Secretario General de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), Frankie Gautier, envió unas declaraciones escritas a FBNET relatando su testimonio sobre lo ocurrido en Trinidad y Tobago en el 2011.

Acá te presentamos el testimonio de Gautier:

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

La verdad de las “verdades”
Frankie Gautier
Ex Secretario General de la FPF

Hace tres días estaba almorzando en un restaurante de Hato Rey y en la mesa contigua a la nuestra, cuatro personas hablaban sobre la noticia deportiva del momento: los funcionarios de la FIFA, arrestados por corrupción, lavado de dinero, soborno y otros cargos criminales.

Por lo que pude escuchar claramente, cada uno de ellos tenía una versión distinta, procedente de la fuente de información, salvo algunos nombres de los implicados. Unos habían leído El Nuevo Día, otros mencionaban a Primera Hora, otros a El Vocero y uno lo leyó en Internet.

Me causaba risa el escuchar aquellas versiones tan insólitas y cargadas hasta de un nacionalismo extremo, que tuve que mirar fijamente al que dijo: “fueron unos boricuas los primeros en denunciar el soborno, bravo”. Otro expresó que era un cheque de $ 40,000.00 dólares y era a nombre de la FPF. Que su fuente informativa era un miembro de la FPF. El más “informado” fue el que argumentaba que Blatter era el que repartía el dinero.

En ese mismo restaurante, amigos míos se me acercaban con la “verdad” escrita en el rotativo de su preferencia. Un valiente defensor de la honradez boricua clamó a todo pulmón: “yo conozco personalmente a los funcionarios de la FPF que allí estaban y son gente decente”. Jamás en mi vida lo había visto. Ni le dije quien yo era. Total, era una más de las “verdades” que han circulado sobre el tema.

Vamos a los hechos:

Como dice Randy Torres, del pliego acusatorio se desprende y se nombra a dos territorios que pertenecen a Estados Unidos de América: Puerto Rico e Islas Vírgenes (USA) y dos funcionarios boricuas que representaban a la FPF. Lógico; Eric Labrador como Presidente y Frankie Gautier como Secretario General.

La información sobre la fecha del mes de mayo, el hotel en Trinidad y Tobago y el congreso a celebrarse es información correcta, pero no es lo importante de lo sucedido en relación a mi participación y la del Sr. Eric Labrador.

Ese día, el Presidente de la Caribbean Football Union (CFU, por sus siglas en inglés), Jack Warner, indicó que había un regalo para los presidentes. Fue parco y sencillo. Un regalo. Nada malo a la vista. Se anunciaría el lugar para recoger el regalo. Normal. En los congresos se regalan relojes, bolígrafos, carpetas.

Al otro día, en el desayuno, se supo que en un salón del segundo piso del hotel se iba a dar el regalo a los presidentes. Ese día compartía mesa con un gran amigo, Víctor Daniels, Secretario General de Grenada. Cuando subimos las escaleras junto al Sr. Labrador, noté una mesa en un costado de la entrada a un salón. . En ella se encontraba el Sr. Damien Hughes, posteriormente Secretario General de la CFU y otra funcionaria de la cual se me olvida su nombre. Cuando entra el Sr. Labrador al salón y voy a entrar junto a él, Damien me dice: “Mr. Gautier it is just for presidents”. Y lo mismo le comunica a Daniels, que venía junto a mí. Daniels y yo nos sentamos en butacones al frente, pero retirados, de la puerta por donde entraban y salían los presidentes. Notamos que todos salían con sobres manilas en sus manos. Unos rápidos y otros más lentos. Unos medio asustados y otros con sonrisa del Guazón.

Cuando salió el Sr. Labrador, llevaba en su mano un sobre manila, iba a su habitación y me hizo una señal de que le siguiera. Como estaba hablando con Daniels y con el presidente de la Federación de Fútbol de Curaçao, Rignaal Francisca, le indique con la mano que siguiera.

Al poco rato, Labrador me llama al celular, para que subiera a su habitación. Cuando llegue a la habitación, Labrador sacó de la caja de seguridad de la habitación, cuatro fardos de dólares, cada uno de $10,000.00.

Me dice: “Mira el regalo que Hamman nos hizo a los presidentes.” Naturalmente se refería a Mohammed bin Hamman, de Quatar y candidato a la presidencia de la FIFA. Labrador se notaba eufórico. Se le notaba. Esa cantidad y en efectivo y para los presidentes.

Pero, se acabó la contentura cuando le dije que ese dinero no era para su uso personal. Recuerdo que le señalé: “Ese dinero debe ser para la FPF, mira que el sobre no dice tu nombre y dice Puerto Rico”. “Es mejor que nos protejamos”.

“Si te los vas a llevar, busquemos que Angenie Kanhai, Secretaria General de CFU, nos redacte una carta diciendo que ese dinero es una aportación para el desarrollo del fútbol de Puerto Rico”. Y le indiqué: “Cuando nos regresemos, recuerda notificarlo en el papel de aduanas.” Y le indiqué que lo depositara en una cuenta de la FPF tan pronto llegara a la isla. En ese momento no me contestó nada. Luego me llamó para decirme que hiciéramos lo que le indiqué. Y así lo hizo.

¿Quién denunció el soborno?

En una reunión de varios Secretarios Generales en el lobby del hotel, se trajo el tema del “regalo” y a confesión propia, el de Bahamas, Freddy Lunn, nos dijo que ellos lo habían rechazado en el salón y que Surinam los iba a devolver ese mismo día.

Ellos fueron los que hicieron que llegara la información a Chuck Blazer, Secretario General de CONCACAF, quien fue la persona que denunció ante FIFA el soborno de Hamman en unión a Jack Warner. Sabemos que ambos fueron suspendidos de toda actividad del fútbol mundial. Luego Jack fue nombrado Ministro de Obras Públicas de Trinidad y Tobago.

A petición de Sunil Gulati, Presidente de la Federación de Soccer de Estados Unidos, posteriormente y en su habitación del hotel, se redactó una carta donde el Sr. Labrador aceptaba que aquello fue un soborno de parte de Warner y de Hamman y que por eso se pidió la carta a Kanhai. Que el dinero se trajo a Puerto Rico, que se depositó en una cuenta de la FPF. Y que se pensaba devolver.

No supe nada más de ese dinero hasta que Labrador me indica que nos citaron a Bahamas, para entrevistarnos con un comité nombrado por la división legal de FIFA y lo dirigía un ex agente del FBI. Fuimos a las Bahamas.

Hicimos las declaraciones juradas tal y como pasó, la firmamos y regresamos a Puerto Rico. Por razones harto conocidas, en mi carácter de Secretario General, y administrador de la FPF, no se me informaban cosas relevantes o transacciones y que el Sr. Labrador manejaba a su entera discreción. Me conocían muy bien.

Por segunda vez nos requieren en Bahamas. Querían confirmar y certificar nuestras declaraciones juradas anteriores. En esta ocasión Labrador quiso que nos acompañara el Lcdo. Pepo Brenes, Primer Vicepresidente de la FPF. Entre los presentes se encontraba el Lcdo. John García, de ascendencia boricua y miembro del comité investigador. Repasamos las declaraciones juradas y certificamos su autenticidad. Esas declaraciones juradas están, o deben estar, en los archivos de la FPF. Quien sabe.

Posterior a eso y mientras estuve en la posición de Secretario General, no se me informó que pasó con el dinero, si está en FIFA, si se le devolvió a Hamman o se utilizó en la FPF. En realidad, no se donde está ese dinero.

Tengo que agradecer al Sr. Eric labrador, que el día de mi última reunión en el Comité Ejecutivo, después de los halagos de los restantes comisionados, los que agradezco, me dio las gracias por “haberlo asesorado correctamente cuando la situación de los $40.000.00 en Trinidad y Tobago”. Ese era mi deber.

Esta es la verdad de las “verdades”, que puedan inventar o leer en cualquiera de los medios de comunicación del país. Es deber del Comité Ejecutivo auscultar hasta la saciedad este asunto y los ya denunciados, porque el gran perdedor es la institución deportiva que respetamos.

Nota:
De los implicados y arrestados en Suiza, cabe destacar que conozco a casi todos ellos y me llama la atención que uno de los más cercanos, el nicaragüense Julio Rocha, nunca se comunicó conmigo en ninguna de todas las veces que vino a Puerto Rico, aun teniendo el número de mi celular. Sus razones solo el las conoce.

Frankie Gautier
Ex –Secretario General FPF

Comentarios

Comentarios