Se trata de Colin Clarke, quien proviene de un sitio muy frío, pero se ha maravillado del radiante sol, de la gente y hasta de las carreteras de Puerto Rico…

Enviado especial / J. Ismael Fernández

Por Luis Santiago Arce / Enviado Especial

Vancouver, Canadá – Desde su llegada a Puerto Rico a finales de mayo del 2007, el norirlandés Colin Clarke ha causado un gran impacto en la Isla.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Por su férrea apariencia, el ex delantero de la selección irlandesa, autor de un gol contra España en el Mundial de 1986, se ganó el mote de ‘El General’ al ser reclutado como director técnico de los Islanders de Puerto Rico en la United Soccer Leagues (USL).

El éxito fue inmediato. Los guió el año pasado hasta la semifinal, y esta temporada acaba de llegar al juego de campeonato que se efectuará esta noche en Vancouver.

En el proceso, también fue nombrado entrenador de la selección nacional de Puerto Rico. Claro está, ha tenido que radicarse en suelo boricua, disfrutar de la comida frita y las aventuras como conductor en las calles, y adaptarse a un nuevo estilo, con residencia en Dorado, junto a su esposa, Gwenn, y el hijo de siete años de edad, Max.

Todo eso después de ser despedido de la dirección de Dallas FC en la Major League Soccer (MLS) y de la desaparición de los Mariners de Virginia Beach, días antes de iniciar el torneo USL del año pasado. En fin, un gran resurgir personal y profesional. A continuación, unas reflexiones de Clarke sobre su vida en ‘La Isla del Encanto’:

END: ¿Qué ha representado en su vida la oportunidad de venir a dirigir en Puerto Rico, en medio de una carrera como jugador y técnico en ligas de mayor prestigio y reconocimiento?

CC: “Puerto Rico ha significado mucho para mí. Venía de una experiencia dura en Dallas, donde fui despedido, algo que a nadie le gusta que suceda, pero sucedió. De ahí fui a Hampton Roads (Virginia Beach), a una franquicia que desapareció una semana antes de iniciar la temporada (2007), cuando ya todos los equipos tenían su personal establecido. Estaba desempleado y sin saber de dónde vendría una oportunidad de trabajo. Ahí llegó la oportunidad de Puerto Rico, que ha sido un renacimiento para mi carrera. Pude venir, reconstruir el equipo y tener el éxito de esta temporada. Ha sido una gran experiencia”.

END: ¿Cómo ha sido la experiencia de acostumbrarse a vivir y trabajar en un lugar tan distinto a los que había trabajado antes?

CC: “Es grandioso. Es una isla caribeña hermosa, aunque no es una taza de té para toda la gente. Quizás haya gente que no le gusta, que no se acostumbre o tenga dificultades para establecerse, pero para mí ha sido magnífico. Amo la gente, mi estilo de vida cerca de la playa en Dorado. Se siente bien saber que se ayuda a construir algo exitoso que le gusta a la gente de Puerto Rico y que están dispuestos a respaldar”.

END: ¿Cuán fácil, o difícil, ha sido el proceso de adaptarse al estilo de vida en Puerto Rico?

CC: “Fue algo bien rápido. Soy muy adaptable a cualquier circunstancia. Me dejo llevar por la vida. Sólo quiero trabajar, llegar a un campo de fútbol, dirigir y tratar de influenciar a alguno de estos muchachos, pasándole los conocimientos que he adquirido del deporte y de la vida. Es fácil adaptarse cuando te levantas contento a trabajar en la mañana”.

END: ¿Qué ha sido lo más fácil, y difícil, en ese proceso de adaptación?

CC: “Levantarse y encontrar ese sol hermoso todos los días. Es un lugar bello para vivir. Mi familia se ha establecido bien, aunque lo más complicado es tener que viajar tanto. Cuando vivía en Dallas, llegaba directo a cualquier lugar. Los viajes a Miami o cualquier lugar afectan bastante”.

END: ¿Y la mayor complicación de su vida en la Isla?

CC: “Guiar (risas). Hay líneas blancas en la carretera, pero es como si no existieran, pero eso lo hace divertido. Hay que estar despierto a cada momento”.

END: ¿Cómo ha sido el proceso de adaptación de la familia a la vida en la Isla?

CC: “Ha sido fácil. A los siete años el niño se adapta a cualquier cosa, va a la escuela y ha aprendido español. Es una gran oportunidad de aprendizaje, y a mi esposa le encanta”.

END: ¿Tiene planes de invertir en Puerto Rico o establecer aquí su residencia fija, aunque tenga que ir a trabajar a otro lugar en el futuro?

CC: “Ahora mismo no tengo planes. En este trabajo nunca se sabe lo que viene por la esquina. Por supuesto que me gustaría trabajar al más alto nivel posible, pero si no sucede, pues todo sigue bien. Sólo estoy disfrutando al máximo esta experiencia”.

END: ¿Cuál es su opinión sobre la fama de hombre de carácter fuerte que se ha ganado en la Isla, donde se le conoce como ‘El General’?

CC: “Me gusta lo que hago y tengo pasión por este deporte. A veces soy demasiado intenso, como debe ser muchas veces en este trabajo. Sólo espero haber sido justo”.

END: ¿Cuál ha sido su mayor aportación al fútbol puertorriqueño?

CC: “Eso lo tiene que decidir otra gente. Lo único que puedo hacer es dirigir este equipo, ayudar en el crecimiento de la franquicia y enseñarle a la gente lo que me parece es la forma correcta de hacer las cosas. Sólo quiero que, sin en algún momento salgo de Puerto Rico, dejarlo mejor de lo que lo encontré”.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorFinalista Bayamón Sevilla
Artículo siguienteLa final: Islanders vs Vancouver
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa