Lunes, 22 de diciembre de 2008

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Por Edwin R. Jusino



En los últimos meses, luego de la finalización de la temporada de futbol profesional de la USL y de la PRSL, ciertos asuntos han surgido que ameritan ser analizados.



En primer lugar las declaraciones por parte del presidente de la Federación Puertorriqueña de Futbol, José “Joe” Serralta, de la falta de dinero para las selecciones nacionales. Se sabe que el país está pasando por un momento difícil económicamente, pero eso no es excusa para que la Federación no actuara para buscar los fondos necesarios. Por ejemplo, la Federación se quejaba de que el Departamento de Recreación y Deportes le quito el dinero para las playeras de las selección sub 20, pero lo que él no dice es que DRD le retiro el dinero porque fueron alertados de malos manejos de los fondos. La federación no debería depender en su totalidad del gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. El sector privado es bastante amplio, y si a empresa local no tiene abastos, existen la empresas extranjeras que muy bien tienen el capital para financiar no tan solo las playeras, sino que también la construcción de un estadio nacional en conjunto con el Proyecto Gol de la FIFA. De hecho, este Proyecto Gol, que originalmente se iban usar terrenos que hoy en día son el Centro de Convecciones, ha estado parado por la burocracia y la desorganización del proyecto.



Hay muchas maneras también de recaudar fondos. Por ejemplo, en México, la FMF (Federación Mexicana de Fútbol), obliga a los clubes de la 1era División a pagar una cuota de miles de dólares para beneficio de los programas juveniles. Pero no debemos siempre mirara hacia el extranjero, también somos capaces de tener ideas y soluciones a problemas locales. Por ejemplo, un allegado por medio del foro hiapr.org mencionó el cobrarle un dólar por niño a todos los padres que inscriban a sus hijos en cualquier club federado. Esta idea podría solucionar el dilema de las playeras de las selecciones juveniles. Pero si vamos a la causa de todos los problemas financieros de la Federación es la mala administración de los fondos. Si la Federación recaudase todos los dineros que tienen que pagar todos los clubes federados para tener la cantidad de votos que tienen, no tendrían ningún problema de financiamiento.



Pasando a otro tema, la mudanza del Sevilla Bayamón es innecesaria y le va a costar dinero no tan solo al Sevilla sino que los demás equipos de San Juan. La hinchada Sevillista que se había empezado a formar se va a debilitar ya que no todos van a querer darse el viaje de la región de Bayamón hasta el viejo San Juan para ver un partido. A diferencia del principio de la disputa, según lo que se publico en el Nuevo Día, y de personas allegadas a la administración del club, la disputa no fue comenzada por la oficina del Alcalde, sino que la administración del Sevilla comenzó a exigir demasiado, y el Municipio le negó muchos de sus pedidos. Es entonces que el presidente del Sevilla FC Puerto Rico comienza las gestiones para conseguir el Estadio Sixto Escobar, de manera de poner presión a la Alcaldía de Bayamón. En casa ajena uno no manda, y eso tienen que entender los del Sevilla FC, que en el Loubriel la prioridad siempre ha sido los Islanders. Con humildad y paciencia, y también con mucho esfuerzo personal, se puede llegar a un acuerdo. Mientras tanto logren llegar a un punto medio. Esperemos que el Sevilla se quede en Bayamón, por el bien del futbol profesional puertorriqueño.



Por último, pero no menos, las disputas de la Federación, Fraigcomar, y los Padres de Fraigcomar. La disputa legal entre la Federación y Fraigcomar es algo infame. Por un lado tienes a uno de los mejores clubes de Puerto Rico pidiendo ver las finanzas de la Federación, y termina expulsado de la misma, y por otro lado tienes a unos directivos de la Federación que quieren todo y dar nada. Sinceramente esta disputa ya ha corrido por mucho tiempo, y es hora de dejar esa etapa del futbol local en el pasado. Lo irónico del caso es que Fraigcomar fue el principal club que impulso la presidencia de Serralta, y su recompensa… ser expulsado de la Federación por querer ver las recaudaciones de los fondos de la Federación. Si la Federación se enfocara mas en el futbol, y menos en querer estar bien, tal vez el dinero que se esta gastando en los tribunales se pudiera usar para el deporte.



La otra disputa insólita es la pugna entre un grupo de padres cuyos hijos participan del club Fraigcomar, y la Junta Administrativa de dicho club liderada por la familia Pirillo. Como siempre es la vida, los padres quieren lo mejor para sus hijos, y eso es honorable, pero estoy de acuerdo con las expresiones de Martin Pirillo de que el futbol es un negocio. Yo fui deportista, jugué beisbol para clubes como Borinquén Gardens, y Los Paseos, y sé que no todos los niños, como me paso a mí, se quedan en el club o permanecen practicando el deporte. Pero a diferencia del beisbol, el futbol es un deporte que el niño tiene que ser orientado por expertos en el deporte porque si no se puede lastimar gravemente. ¿Qué hacen los padres cuando sus hijos deciden que no quieren seguir jugando balompié? Esos padres no se van a quedar en el club a menos que tengan un interés genuino en el club, lo cual no muchos tienen. Hay que ser honestos con uno mismo, los que son padres la mayoría de ellos no les importaría el club si sus hijos no participaran en el. Ahora, tampoco aplaudo que las personas se insulten personalmente, como hacen los políticos de esta isla, para tratar de ganar una batalla. Hablando las cosas se arreglan. Y como dicen por ahí, si no te gusta tienes dos opciones: o te vas, o lo haces tú, pero es fácil criticar sin saber el esfuerzo que los directivos y los entrenadores ponen para dar lo mejor de ellos para el club, y por ende para sus hijos.



Yo entiendo que ir a los tribunales no va a resolver nada, puede que lo empeore. Si yo como padre, si lo fuese, entiendo que no me gusta el ambiente hostil que según mi percepción existe, lo llevo a otro club o a otro lado.



Ahora, mi sugerencia para la junta y para los padres es la siguiente, ¿porque no hacen un comité de negociación donde cada cual escoja personas ajenas a dichos grupos y que acuerden a proseguir de la manera que ese comité indique?



Nota aclaratoria


Este artículo es uno plenamente editorial. No conlleva ataque directo a ningún grupo, mas su propósito es de dar la opinión del blog en cuanto a los asuntos argumentados y plantear soluciones a los mismos.

Comentarios

Comentarios