Marcus Thuram. Marca

San Juan, Puerto Rico – La extensa ola de protestas en respuesta al asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis se ha hecho sentir a lo largo de todos los Estados Unidos y otras partes del mundo. Sin embargo, su propagación no ha sido meramente geográfica, puesto que el fútbol está sirviendo de plataforma para aquellos que así desean manifestarlo.

Localmente, el capitán de la Selección Nacional Puertorriqueña, Sidney Rivera hizo declaraciones solidarizándose con el movimiento. Rivera se declaró hijo de una africana y un latino, nacido en Nueva York como resultado de la búsqueda de mejores oportunidades. “Siempre me enseñaron a combatir el odio con una sonrisa…El racismo, el prejuicio, el odio y el trato desigual no son y jamás deben ser vistos como normales. El sistema debe cambiar. Tiene que haber justicia”, dijo Rivera a través de Facebook. 

La lucha racial también ha llegado al fútbol europeo.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

A nivel institucional el Liverpool, Manchester United, West Brom, la Roma y el Barcelona son solo algunos de los clubes que, de una manera u otra, se han mostrado solidarios con la causa. 

Jadon Sancho, Achraf Hakimi, Weston McKennie son los jugadores de la Bundesliga que han mostrado su apoyo a las protestas de George Floyd desde la cancha, a través de su indumentaria.

En la misma jornada, Marcus Thuram decidió arrodillarse luego de su primer gol contra el Union Berlin, como manera de apoyo a la lucha contra el racismo.

Comentarios

Comentarios