Por Edwin R. Jusino | Desde la Tribuna
Jueves julio 22 de 2010

Enero 2010 auguraba un año de logros y éxitos luego de las primeras concentraciones de las selecciones que, en aquel entonces, se preparaban para participar de los Juegos Centroamericanos frente a su fanaticada. Todo aparentaba como si fuera viento en popa para un año lleno de éxito para todo el futbol de Puerto Rico. Pero como en una montaña rusa, todo lo que sube, tiene que bajar; la burbuja artificial en la que se encontraba el deporte rey en Puerto Rico comenzó a explotar.

Por alguna razón las fuerzas políticas dentro y fuera del deporte son los artífices de la debacle del futbol boricua en el 2010. En el editorial de futbolboricua.net hablamos sobre la poca acción de la Federación. Pero es importante que también discutamos más a fondo las acciones de CONCACAF hacia Puerto Rico durante este año. Si es cierto que CONCACAF otorgo 3 puestos a Puerto Rico en la Copa de Campeones de la CFU, competición que clasifica 3 equipos a la Liga de Campeones de la CONCACAF, no es suficiente balance para todo lo contrario que ha hecho al futbol boricua.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Comenzamos con la promesa de la CFU de otorgar la sede de la final del mencionado torneo a Puerto Rico, para a mitad de torneo (como es usual en el Caribe) cambiar las reglas para que de una forma u otra favorecieran a Trinidad y Tobago. Coincidentemente, uno de los clubes puertorriqueños, River Plate Puerto Rico, fue eliminado y sancionado por la CFU por una trifulca que causo el mal arbitraje en Trinidad y Tobago. Si el estadio que se asigno en Cabo Rojo, para los Centroamericanos, no estaba en condiciones para un evento internacional, definitivamente el estadio en Trinidad y Tobago tampoco. Según lo visto en varios videos, y en reportes por miembros del equipo técnico, el estadio en el que se celebro el encuentro entre River Plate PR y San Juan Jabloteh no tenía la seguridad apropiada, los camerinos estaban en pobre condiciones, entre otras quejas. Cuando se formo el motín al finalizar el partido, cuya consecuencia fue la expulsión del director técnico, el preparador físico, varios jugadores, y la multa del equipo Boricua por una cantidad de dinero bastante alta. San Juan Jabloteh fue multado en una cantidad menor y tuvo también de resultado su estadio sancionado por un solo partido. Esto sin contar el mal arbitraje que causo la expulsión de tarjeta roja directa a varios jugadores, previo a la pelea.

Según varios comentarios hechos por varias personas involucradas en el deporte, CONCACAF sabia, varios meses previos al comienzo de Mayagüez 2010, que los estadios de Cabo Rojo y Aguada no estaban preparados para un evento de esta magnitud, nunca informaron acerca de ello. Igualmente ambos la Federación y CONCACAF fallaron en comunicarle al Comité Organizador que los estadios no estaban preparados. Inclusive cuando comenzaron los problemas iniciales con el estadio de Aguada a principios de Junio, la Federación hizo algunas gestiones, pero sería el Departamento de Recreación y Deportes quienes resolverían el problema. Pero la pregunta que nos debemos hacer es ¿CONCACAF sabia de la situación de los estadio varios meses previos, entonces por qué no hizo nada para que se corrigieran las necesidades o se activase un plan B?

Cuando el Comité Organizador intentó de celebrar la competencia sin el aval de la CONCACAF, federaciones como México, Costa Rica y otras dijeron presente y habían coordinado para traer personal y equipo, a lo que CONCACAF reacciono amenazando con multar a las selecciones que participaren. Curiosamente el día después de que el COMAS cancelara el futbol, Venezuela pide ser sub-sede, a lo que Warner y CONCACAF aceptaron. Venezuela, país miembro de CONMEBOL, que según ciertos rumores tienen vínculos económicos entre Warner y la federación Venezolana.

Hay que aplaudir la decisión valiente de los jugadores de la Selección Sub-21, que prefirieron desistir de participar del torneo amistoso, pues la ODECABE canceló el futbol masculino debido a que solo confirmaron 3 selecciones, pues ellos se prepararon para una medalla y una competencia de altura, no un torneo preparado a última hora. Al igual que pregunta mi colega Sergio Castro ¿Qué ganaríamos de participar de un torneo mediocre? Como dice el editorial de futbolboricua.net: Necesitamos una Federación más activa que defienda al futbol de PR y que apueste a los procesos, y no al panismo.

————-

Edwin Jusino es el editor de la página futbolboricua.net. Es estudiante de Ciencias Sociales en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, y es parte de los panelistas del programa radial de futbolboricua.net y Radio Colegial: PasionFutbol.

Comentarios

Comentarios