domingo, 19 de junio de 2011
Esteban Pagán | Saque de Puerta

 

La Copa de Oro se encuentra en sus etapas finales, y no puedo evitar mirar los partidos sin sentir un poco de coraje por dentro.

Coraje porque, una vez más, estaba viendo un torneo en el que nuestra Selección Nacional pudo estar participando, pero por culpa de factores extradeportivos, pues nos quedamos viendo cómo otros equipos luchan por la supremacía de nuestra región, mientras nosotros vemos la acción por el televisor.
Cuatro equipos del Caribe compitieron en esta edición de la Copa de Oro: Cuba, Granada, Guadalupe y Jamaica.  Puerto Rico entró en la Copa Digicel del Caribe, torneo clasificatorio, y de hecho adelantó a la segunda ronda.  Pero, una vez más, la Selección fue afectada por la megadependencia de los Islanders, quienes se llevaron jugadores claves y el director técnico Colin Clarke a la postemporada y dejaron a la merced al llamado “Huracán Azul”, pero que últimamente no ha sido ni vaguada.
Y no los culpo.  Futbolistas como Marco Vélez, Alexis Rivera, Richard Martínez, Noah Delgado y Josh Hansen les deben más a los Islanders que a una selección fantasma y a una Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) que no les dio ni una llamada en dos años para hacer el aguaje de tan siquiera practicar.  El resultado fue el esperado y nuestra coja Selección quedó fuera en la segunda ronda de la copa caribeña.

Ahora, es el turno de trabajar para evitar esa situación en nuestra próxima oportunidad para clasificar en la Copa de Oro, pero, lamentablemente, no veo señales de mejoría, con todo y que el señor Eric Labrador es el nuevo presidente de la FPF.  Los fanáticos aún tienen el deseo de ver a la Selección adulta jugar más a menudo, aunque sea en partidos amistosos. Y es que todos sabemos que hay talento para competir en el Caribe y en la Concacaf.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

La Selección arrasó en la primera ronda de la Digicel…pero ahí quedó.

Pero, por ahora, todo apunta a que, una vez más, se va a recurrir a la improvisación a la hora de montar la Selección adulta que competirá a finales de año en las eliminatorias del Mundial de Brasil 2014.  Y eso nos mantendrá en este vicioso ciclo del que nunca salimos y abre espacio a las críticas al fútbol puertorriqueño como un deporte que no arranca.  Y bien merecidas que tiene todas esas críticas.

¿Qué yo haría?

Olvídense del Mundial 2014, ya estamos tarde.  La FPF confirmó que la Selección participará en las eliminatorias, pero no se ha hecho nada más al respecto.

El fútbol en la Isla ha tenido la mala manía de querer correr antes de aprender a caminar, y al intentar clasificar a un Mundial y pensar que tenemos oportunidad es engañarnos a nosotros mismos.  ¡Ni siquiera podemos clasificar a una Copa de Oro!

Por tal razón, debemos ponernos una meta y trabajar para ella, pero DESDE AHORA.  Esa primera meta debe ser caminar antes de correr, por lo que la Copa de Oro debe ser el objetivo inmediato de la FPF.
La próxima Copa Digicel del Caribe es en el 2012 y sería clasificatoria para la Copa de Oro 2013.  Aunque muchos no lo sepan, Puerto Rico tiene muchos jugadores jóvenes y talentosos jugando a un buen nivel.  Martínez, Tyler Wilson (Islanders), Alessandro Salvatore (estuvo entrenando con el América), Fernando González (Atlanta Silverbacks) y futbolistas que han lucido en la liga local y jugaron brevemente en la United Soccer Leagues como Héctor “Pito” Ramos y Andrés Cabrero son todos menores de 25 años.  Futbolistas como ellos y un sinnúmero más que han demostrado buen potencial en la Puerto Rico Soccer League, a nivel de la NCAA y hasta en la Liga Nacional son los que hay que comprometer desde ahora con la Selección.  Dejarles claro que hay un plan en marcha y que serán parte esencial de ello.  Y no sólo eso, sino que poner a acción en el plan con AL MENOS concentraciones de la selección cada cierto tiempo.

Usemos las fechas FIFA.  Si no hay dinero, fogueen la Selección con los Islanders o algún equipo que esté de visita.  O al menos convoquen un entrenamiento. Pero los jugadores tienen que ver que la Selección existe, que no es un fantasma.  Cuando tengan que escoger de nuevo entre quedarse con el club o con jugar con la Selección, que esta vez escojan la bandera.

Así las cosas, el trabajo para la Copa Digicel del 2012 debe comenzar desde ahora.  Vamos a identificar ese equipo desde ya y comenzar a trabajarlo.  Tenemos el talento y sin duda se tiene la capacidad.  Sólo hay que ponerlo a correr, y no quedarnos pensando en lo que pudo ser.  Estoy harto de que el fútbol, el deporte que tanto amo, sea el hazmerreír de la esfera deportiva puertorriqueña.

Recuerda que puedes seguir mi blog, comentarios y noticias del deporte en general a través de Twitter y de Facebook. También, me puedes escribir a epagan@primerahora.com.

Comentarios

Comentarios