Anuncio

Sábado 7 de diciembre

Jonathan Díaz| FBNET

 

Anuncio

Alemania con su status de favorito, parece haber salido beneficiado al quedar en un grupo relativamente débil. Pero las apariencias engañan y este grupo tiene a tres equipos que pueden sorprender a cualquier selección.

El primer partido de los germanos es el 16 de junio en el Arena Fonte Nova de Salvador ante Portugal (5), el segundo es el 21 de junio en el Estádio Castelão de Fortaleza ante Ghana (24) y cierran el 26 de junio ante Estados Unidos en el Arena Pernambuco de Recife. El problema principal que se le presentará a seleccionador Joachim Löw será que jugadores seleccionar en un mediocampo muy poblado de jugadores excepcionales y que jugador será su 9 titular, la única posición en el campo en la cual no tiene un jugador determinado.

El partido contra Portugal se plantea como el más difícil para los teutones. Esto equipo portugués liderado por un tal Cristiano Ronaldo no son sucio fácil y buscarán dejar sin oportunidades a los alemanes, tal y como hicieron con la Suecia de Ibrahimović y compañía. A pesar de tener jóvenes figuras emergentes importantes como Bruma (Galatasaray), Nelson Oliveras (Rennes) y André Almeida (Benfica), el fútbol portugués se encuentra en un declive en cuanto a jugadores de alto calibre. Para ejemplificarlo está los grandes clubes de Portugal: Benfica, Porto y Sporting, donde la mayoría de sus figuras son extranjeros. Para lograr algo a favor dependerán de figuras como Raul Meireles (Fenerbahçe), João Moutinho (Mónaco), Miguel Veloso (Dinamo Kyiv), Bruno Alves (Fenerbahçe), Pepe (Real Madrid), Fabio Coentrão (Real Madrid), Hugo Almeida (Beşiktaş) y Hélder Postiga (Valencia). Con un récord de 5W-3D-1L contra los portugueses y los últimos 3 resultados siendo victoria para los germanos, es muy probable que la falta de juventud en de los portugueses le cueste el partido, máxime cuando esa juventud con vasta experiencia es la base de la selección de Löw. Incluso así lo reconoce el técnico portugués Paulo Bento, que declaró: “Para mí Alemania tiene alguno de los mejores jugadores del mundo”.

El partido contra Estados Unidos significa una reunión entre maestro y estudiante, Jürgen Klinsmann contra Löw, quien fuera uno de sus asistentes durante el Mundial 2006 en el cual Klinsmann dirigía  los teutones. Con un récord de  6W-0D-3L para los europeos, el último encuentro oficial entre ambas escuadras fue para el Mundial 2002, donde los germanos ganaron por la mínima con un gol de Michael Ballack. Pero fue específicamente contra USA que se mostraron los errores defensivos que puede poseer la defensa del equipo de Löw, en un partido que culmino 4-3 para los de las barras y las estrellas. Esto puede inspirar a una selección de USA que ha sido estigmatizada como el perdedor del grupo G. Pero Klinsmann dijo que no está preocupado, que hará su asignación sobre las otras selecciones y que afrontará el Mundial con confianza. Esta selección llega con un grupo de veteranos dignos de respeto, entre estos Tim Howard (Everton), Clint Dempsey (Seattle Sounders), Landon Donovan (LA Galaxy), Carlos Bocanegra (Chivas USA), entre otros y en conjunto a otros más jóvenes con gran proyección como Brek Shea (Stoke City), Aron Jóhannsson (AZ), Jozy Altidore (Sunderland), Fabian Johnson (Hoffenheim) entre otros más llegarán buscando sorprender a muchos.

El último partido será contra Ghana, selección que ya se encontraron en la fase de grupos del Mundial 2010 con victoria para los alemanes, siendo este el único precedente entre ambos equipos. De ser convocados, esta sería la segunda ocasión en la que los hermanos Boateng se enfrenten con sus respectivas selecciones, Kevin-Prince con Ghana y Jerome con Alemania. Esta selección, a pesar de su potencia y todo el talento que tiene, son realmente el equipo más débil del grupo y la tendrán más difícil que los otros para avanzar. Será clave la participación del mediocampo poderoso que tienen los africanos con jugadores como Boateng (Schalke), Michael Essien (Chelsea), Kwadwo Asamoah (Juventus) o Sulley Muntari (Milán) en adición a delanteros como Asamoah Gyan (Al-Ain) y André Ayew (Marseille).  Es sobrado el talento en ataque, pero el dolor de cabeza para las Estrellas Negras de África es la defensa, en la cual no tienen muchas opciones. Pero el técnico ghanés, James Appiah, tiene confianza y declaró: “Es bueno estar en el grupo con Alemana y USA a quienes le ganamos en los octavos de final en 2010. Somos un mejor equipo que en 2010 y estoy seguro que sorprenderemos a muchos”. Por ahora eso parece estar muy lejos de la realidad y se proyectan quedar fuera de los octavos.

Comentarios

Comentarios

¡Conviértete en un miembro de FBNET y apoya con solo $15.00 anuales las operaciones de este portal! Ayuda a mantener este portal libre y trayéndote las noticias que tu quieres leer.