domingo, 10 de julio de 2011

Esteban Pagán | Saque de Puerta
Ocho años.
Ésa es la cantidad de tiempo que llevan jugando los Islanders de Puerto Rico en la Segunda División de Estados Unidos. No hay duda alguna de que el club ha tenido un éxito inmenso, rompiendo la barrera del fútbol profesional en la Isla y logrando triunfos que nadie hubiera imaginado en el inicio de la franquicia.
Sin embargo, el club ha fallado grandemente en un aspecto bien importante: el desarrollo de futbolistas boricuas. Aunque los Islanders suman tres títulos desde el 2010, los boricuas escasean en la plantilla. Solamente hay cuatro puertorriqueños en el equipo -tan sólo dos de ellos desarrollados en la Isla- y eso ha desencadenado en que son muchos los fanáticos del deporte en general que no se identifican con el club. Este año, a pesar del buen desempeño de la Tropa Naranja y en plena defensa titular, la asistencia al estadio Juan Ramón Loubriel sigue bajando y ya comienza a preocupar.
Creo firmemente que llegó la hora de “aboricuarizar” más la plantilla. Ya se cumplió el objetivo de ganar la liga, y eso parece que no atrae fanáticos. Así que los Islanders tienen que darles ídolos locales a su fanaticada. ¿Y de dónde sacamos ídolos? Pues de un buen programa de desarrollo.
Desde que se cerró el Puerto Rico Islanders Soccer Academy, o PRISA, los Islanders no han tenido un sistema de cantera. Es hora que los directivos naranjas retomen el proyecto o, al menos, inviertan en un equipo “finca” que participe en la Puerto Rico Soccer Leagueo en la Liga Nacional.  Una inversión en un equipo de cantera podría conducir a una mayor ganancia para el club.
¿Y cómo es eso posible?  No hay duda del talento que poseen los jóvenes boricuas que vienen practicando el fútbol.  Los Islanders necesitan amarrar algunos de ellos desde la adolescencia y desarrollarlos con el club.  Iniesta y Xavi no salieron de la nada para el Barcelona, fueron parte de un programa bien pensado y eso mismo puede hacer la Tropa Naranja.
Un programa bien hecho puede terminar en futbolistas puertorriqueños bien preparados que, a la larga, serán más económico para los Islanders tenerlos que jugadores extranjeros en los cuales hay que invertir en traer a la Isla, darles alojamiento, auto, etcétera.  Además, se puede explotar la exportación de talento, algo que aún los Islanders no han sabido hacer.
Campeones o no, la realidad es que la Tropa Naranja es un club de segunda división y los futbolistas aspiran al máximo nivel, y en el caso de Estados Unidos, sería la Major League Soccer. Además de lograr triunfos, uno de los propósitos de los Islanders, como club de segunda división, debe ser desarrollar talento y venderlo a clubes de ligas más importantes.

Los fanáticos de los Islanders ansían más ídolos boricuas (Foto / Primera Hora)
Un ejemplo reciente sería el de los RailHawks de Carolina, equipo que el pasado sábado vio cortada su racha de 13 partidos consecutivos sin perder en la North American Soccer League (NASL).  Los RailHawks marchan como líderes indiscutibles, pero su excelente desempeño en la liga ya abrió muchos ojos y la semana pasada transfirieron a su capitán, Brad Rusin, a Dinarmarca. Incluso, su goleador Etienne Barbara está generando mucho interés de clubes en MLS y todo apunta a que no terminará la temporada en la NASL.
Según me comentó una persona con conocimiento en las transacciones de la liga, si los RailHawks venden a Barbara, el dinero generado por las transferencias de Barbara y Rusin podría cubrir los gastos operacionales de la franquicia en el 2011.
Claro, será un duro golpe para las aspiraciones de los RailHawks por el título de la NASL. Pero son varios los jugadores de los Islanders que se han marchado en un punto alto de su carrera (Jonathan Steele, Fabrice Noel, Cristian Arrieta) que pudieron haber generado algún tipo de interés de compra por algunos clubes. Ese fue dinero perdido para una franquicia de los Islanders a la que no le vendrían mal algunos miles de dólares más.
Ya hay movimiento
Durante la pasada semana, el presidente de los Islanders, Andrés Guillemard, y el director técnico, Colin Clarke, se reunieron con el español Alberto Ruiz, entrenador de las categorías menores del Real Madrid y quien está de visita en la Isla.
Pude conocer personalmente a Ruiz, quien tiene familia en Puerto Rico y tiene como meta establecer una academia de fútbol en la Isla para jugadores de categorías menores. Ruiz estuvo el pasado fin de semana en el Soccer Blast y allí me comentó la cantidad increíble de talento que poseen algunos niños boricuas, talento que también pude ver de primera mano. Durante el ratito que estuve el sábado en el estadio Hiram Bithorn, me llamó mucho la atención la representación de Real Atlántico de Aguada. Muchas felicidades a los amigos de Aguada por un gran trabajo.
Ruiz, además de reunirse con los Islanders, también tuvo encuentros con el presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, Eric Labrador, y el secretario del Departamento de Recreación y Deportes, Henry Neumann. Éste último le expresó a Ruiz el gran interés que hay por parte de una gran cantidad de municipios de desarrollar el fútbol en sus pueblos.
Así las cosas, la bola está en la cancha de los Islanders. Hay interés y, sobre todo, talento.
Recuerda que puedes seguir mi blog, comentarios y noticias del deporte en general a través de Twitter y de Facebook. También, me puedes escribir aepagan@primerahora.com.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.