Varios equipos no repetirían en la temporada 2010

Despedida. El de esta noche apunta a ser el último duelo de USL entre Islanders y Montreal.

Por Osman Pérez Méndez / operez@elnuevodia.com
endi.com

Mientras se disputan las semifinales de la USL-1, en la que los Islanders son protagonistas de una de las series, otra batalla se libra fuera de los campos y amenaza con dejar desmembrada a la primera división de dicha organización.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

De hecho, muy pronto todos los protagonistas de las series semifinales, excepto la Tropa Naranja, podrían desaparecer de la lista de la liga.

Vancouver y Portland ya han sido anunciados como equipos que se irán a la MLS en el 2011. Montreal, rival esta noche de los Islanders, está en dudas para la próxima temporada.

Especialmente en el caso de los dos equipos canadienses, reportes del portal Inside Minnesota Soccer (uno de los más especializados en la cobertura de la USL) dan cuentan de que ninguno de los dos ha renovado su contrato con la liga para jugar en el 2010 y en estos momentos ya habría pasado más de un mes de la fecha límite para hacer dichas renovaciones.

Otro trío de equipos conformado por Carolina, Minnesota y Miami tampoco renovó su participación en la liga. Y, en lo que parece ser una medida de represalia, la liga borró a esos equipos de su mapa y envió mensajes a los jugadores diciéndoles que quedaban libres de sus contratos con los equipos.

El origen de la disputa entre la USL y un conjunto de equipos de su primera división que se han agrupado bajo el nombre de TOA (Asociación de Dueños de Equipos, por sus siglas en inglés) se remonta a la polémica venta de la USL por parte de Nike a un grupo con sede en Atlanta que ocurrió recientemente, en momentos en que otro grupo que respaldaba el TOA parecía tener amarrada la compra de la liga.

El TOA, que reclama una mayor participación de los equipos en las decisiones de la liga respecto a ellos, se ha distanciado desde entonces de la USL, y ha amenazado incluso con crear una liga aparte.

A este negativo panorama se añade el hecho de que al menos uno de los equipos de expansión pactados para jugar en la USL-1 en el 2010, los Rowdies de Tampa Bay, está más cerca de TOA que de la liga, y Cleveland City aunque apoya a la USL está a la venta tras enfrentar dificultades económicas.

La buena noticia es que, si la USL logra poner todo en orden, hay interés de ciudades como Ottawa (Canadá), Orlando y San Antonio en tener equipos en la primera división.

Mientras todo esto sucede, los Islanders han estado calladitos, presuntamente en contacto tanto con el TOA como la nueva directiva de la USL, a la espera de ver qué sucede.

Pero la pregunta que atormente a los seguidores naranjas es cuántos equipos tendrá la USL-1 en el 2010 o peor aún, ¿habrá siquiera una USL-1 para el 2010?

Comentarios

Comentarios