sábado, 16 de octubre de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

El Swangard Stadium de Vancouver no es un lugar desconocido para los Islanders de Puerto Rico. Pero sí es un estadio complicado, donde el frío del otoño del oeste de Canadá tiene su efecto, y más importante aún para la Tropa Naranja, una cancha donde nunca han podido sacar un triunfo en ocho partidos ante los locales Whitecaps desde el 2005, incluyendo el partido de campeonato de la United Soccer Leagues en el 2008.

Sin embargo, si algo han demostrado los Islanders en los últimos años, es que no hay reto imposible, y mañana, domingo, a partir de las 7:00 de la noche, intentarán tumbar a los Whitecaps en su “infierno helado” y clasificar a su segunda final de la Segunda División del fútbol estadounidense.

Los Islanders se buscaron el duro reto de tener que ganar en suelo canadiense luego de empatar el partido de ida, 0-0, el pasado jueves en Bayamón. No obstante, otras grandes victorias esta temporada llenan de confianza a los naranja para el duelo de mañana.

“Hemos jugado muchos juegos en la carretera este año, muchos juegos importantes. Le ganamos al mejor equipo de la MLS, el Galaxy, en la carretera. Así que tenemos que tener esa mentalidad e ir a Vancouver y conseguir el resultado”, dijo el capitán de los Islanders, Noah Delgado.

Los Whitecaps, por su parte, se fueron satisfechos con el 0-0 de Bayamón, pero no dejarán que los buenos resultados locales ante los Islanders dicten sentencia. “Yo no pienso en eso. Tal vez ellos (Islanders) sí, pero yo prepararé a los jugadores como si fuera cualquier otro partido”, expresó el técnico de los Whitecaps, Teitur Thordarson.

El único resultado válido para ambos equipos es un triunfo, ya que si el choque termina empate, se juega el tiempo extra y, de ser necesario, una tanda de penales. No entra en juego la regla de goles de visitantes.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.