Según la pesquisa, en junio de 2011, Borrali Colón, de 28 años, tuvo una discusión con uno de sus vecinos de Barrio Obrero, en Santurce, por un lote que usaba para estacionar su auto.

 
Por Mariana Cobián/mariana.cobian@gfrmedia.com
endi.com
Marki Vargas Rosario fue sentenciado este miércoles a 50 años de prisión por el asesinato del deportista Omar Borrali Colón, tras una discusión por un estacionamiento.
Se suponía que hoy, miércoles, se vería una supresión de evidencia solicitada por la defensa, que se trataba de la confesión del ahora convicto, pero las partes llegaron a un acuerdo de reclasificar el asesinato en primer grado a uno de segundo grado.
Previo a la vista, la fiscal Betzaida Quiñones se reunió con el padre del occiso, Rubén Borrali, al notar su intranquilidad al cumplirse más de un año desde el día de los hechos, el 3 de junio de 2011.
«Lo orienté sobre los pros y los contra y, como fiscal, mi prioridad es velar por la salud emocional de los perjudicados y mi recomendación fue que aceptara el preacuerdo, que es razonable, y él lo aceptó para poner punto final y cerrar este capítulo», manifestó la fiscal.
Quiñones, quien recordó que de ser encontrado culpable por asesinato en primer grado, Vargas Rosario hubiese sido sentenciado a 99 años, pero a los 25 podría cualificar para libertad bajo palabra y recordó que como es dominicano, una vez cumpla la pena, sería deportado a su país de origen.
Tras hacer declaración de culpabilidad, el juez Harry Massanet Pastrana, del Tribunal de San Juan, lo sentenció a 20 años por el asesinato en segundo grado y 30 años por dos violaciones a la Ley de Armas.
Vargas Rosario, de 22 años, no hizo comentarios previo a que se emitiera la sentencia.
«Se ha hecho justicia tardía. Tuvimos que esperar un año y dos meses para procesar a un asesino confeso… Ha sido de parte del sistema una falla crasa, y se ha hecho sufrir a una familia», expresó a Telenoticias el padre del deportista, Rubén Borrali, quien exhortó a votar por el «Sí» en el referéndum del domingo que busca limitar el derecho a la fianza.
Según la pesquisa, en junio de 2011, Borrali Colón, de 28 años, tuvo una discusión con uno de sus vecinos de Barrio Obrero, en Santurce, por un lote que usaba para estacionar su auto.
Días después, el 3 de junio, Vargas Rosario esperó a que el deportista de balompié llegara para dispararle, hechos que fueron presenciados por la esposa del occiso, Ivette Rosado, quien resultó herida por el convicto.
El cargo por tentativa de asesinato que se sometió en un principio por herir a Rosado se cayó a nivel de vista preliminar.
Vargas Rosario fue representado por los abogados Manuel Núñez Corrada y María del Mar Dávila.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.