De izquierda a derecha, Alberto Ramos (gerente general de la Selección Femenina), Sergio Castro y Oscar Rosa conversan entre sí previo al partido de anoche en el Loubriel. (Para Primera Hora / Rafael Pichardo )

sábado, 20 de marzo de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Desde finales del año pasado, trabajaron arduamente para el partido de anoche. Sin embargo, a la hora de rodar el balón, Oscar Rosa y su cuerpo técnico vieron el partido desde las gradas del estadio Juan Ramón Loubriel. Y es que luego de diferencias con el presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, Joe Serralta, Rosa y su cuerpo de trabajo decidieron renunciar a la Selección Nacional Femenina a par de semanas de iniciar la fase caribeña de la Copa de Oro de la Concacaf.

Anoche, luego de semanas de esconder su frustración, Rosa habló con Primera Hora sobre qué fue lo que verdaderamente pasó. Según el técnico boricua, Serralta quiso imponer cierta cantidad de jugadoras desarrolladas en Estados Unidos, en sustitución de talento del patio que entrenó desde finales de diciembre.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

“Él (Serralta) ha hecho unos compromisos con estas chicas que él ha traído de afuera, a tal grado que nosotros no sabemos. Pero, él sabe que a mí no me va a manipular”, compartió Rosa previo al partido de ayer de la Selección en el Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

De hecho, de las 18 jugadoras convocadas para el partido de anoche, solamente cinco eran del grupo identificado por el asistente de Rosa, Sergio Castro, como las chicas que se desarrollaron en Puerto Rico.

Incluso, Castro sugirió que Serralta tenía el interés de acomodar futbolistas representadas por su hijo, Joey Serralta, quien es agente de jugadoras de fútbol. Rosa y Castro coincidieron en que no era necesaria la inclusión de tanta futbolista desarrollada en Estados Unidos en el combinado de Puerto Rico.

“Las muchachas locales tienen el talento y la capacidad. Como todo, no descartamos traer tres o cuatro de Estados Unidos como un tipo de columna vertebral, uno tiene que ser realista, hay posiciones que en Puerto Rico no existen. Pero no traes 20”, dijo Castro.

Rosa y Castro hicieron hincapié en que las jugadoras locales podían cumplir con la fase caribeña de la Copa de Oro de la Concacaf. De hecho, en un partido amistoso, la escuadra sub-17 del Albergue Olímpico de Salinas derrotó a San Cristóbal y Nieves -el rival de anoche-, 6-1.

Serralta los desmiente

Por su parte, Serralta negó tajantemente lo expresado por Rosa y Castro. Según el presidente de la FPF, la renuncia del cuerpo técnico fue por “diferencias de ideales”.

“Yo no impongo jugadoras. Yo sí recluto y las traigo, y si pasan el proceso, están. Tan sencillo como eso. Aquí el objetivo es tratar de conseguir las mejores jugadoras para que ganen, no imponerlas”, subrayó Serralta.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorCougars let lead slip on debut
Artículo siguienteRiver Plate-Puerto Rico adelantó a la segunda ronda
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa

1 COMENTARIO

  1. Para mi el Sr. Serralta tiene poca credibilidad. Eso de que no impone es una suprema mentira. ¿qué sucedió con la selección pasada? Luego que se ganan una posición para seguir adelante trajeron jugadoras de afuera, como ahora, y quedaron fuera.

    Serralta dirá lo que quiera decir, pero para mi como para muchos padres y seguidores del fútbol sabemos que impone. SINCERAMENTE LA FEDERACIÓN NO CONFIA EN EL TALENTO NATIVO Y LES FALTA EL RESPETO A TANTAS JÓVENES TALENTOSAS DE LA ISLA. NO ES LA PRIMERA VEZ.