Anuncio
Celebración de la Universidad del Sagrado Corazón al concluir la tanda de penales. Por Edwin R. Jusino.

San Juan, Puerto Rico – La Universidad del Sagrado Corazón se proclamó campeona del torneo masculino de fútbol de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) ayer en la tarde por primera vez en 36 años. Los delfines se proclamaron campeones tras derrotar en penales al onceno de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez (Colegio).

El onceno de Sagrado, dirigido por el experimentado técnico universitario el argentino Andrés Mirabelli, propusieron un juego a ras de piso, un estilo muy sudamericano en origen. La defensa de Sagrado jugó muy compacta, cerrando espacios y realizando transiciones por las bandas desde el minuto 1.

Por otra parte, el onceno dirigido por el profesor Abner Rodríguez, catedrático del Colegio y entrenador del equipo superior masculino por más de 20 años, jugó a su habitual estilo de atrincheramiento defensivo y explosivos contra ataques. El Colegio tiene como un arte este estilo de juego que busca robar el balón en medio campo y salir rápidamente en contra ataque, sea por las bandas buscando un centro o por el centro del campo que fuerza a la defensa abrir el cerrojo.

Anuncio

 

Ambos oncenos no pudieron ganarse en tiempo reglamentario, ni en el añadido. Al minuto 14 Lorenzo Baez anotó el tanto para los delfines y al minuto 32 Samuel Brown anotó un sendo golazo que era imparable para el portero de Sagrado.

El penal de la victoria lo anotaría el defensa Martín Burgos, quien no jugó un solo minuto durante la temporada regular de la LAI.

“El profe (Mirabelli) me dio la confianza para tirar el penal. Realmente no me lo esperé, que llegara ese momento para yo hacerlo. Sí se me cruzó en la mente que si me llegaba tenía que estar preparado. Me paré ahí, bloqueé el sonido y pateé para donde tenía que patear. Estoy bien feliz por la victoria del equipo, porque es un penal que cuenta para todos nosotros”, dijo Burgos en expresiones suministradas en el comunicado de prensa de la LAI.

“Martín tuvo la particularidad que no jugó ni un minuto en toda la temporada. A sabiendas que podía presentarse un partido de este estilo, nosotros practicamos (el miércoles) los penales, porque podía pasar. Martín era uno de los mejores ejecutores. Quizás no estaba para jugar, pero sí para patear. Faltando un minuto lo pusimos. Fue una apuesta. Podía salir bien, como podía salir mal. Fue a favor de él y nos dio mucha alegría”, contó el argentino Mirabelli en expresiones compartidas en el comunicado de la LAI.

“Me disfruto esta victoria con ganas, porque es con el equipo que entré en mi primer año. Nos hace muy feliz y me es gratificante verlos a todos ellos cumplir unas metas que cuenta para todos”, concluyó Burgos.

Sagrado no iba a una final de la LAI desde 1988, donde cayó ante los eventuales campeones de ese año los gallitos de la UPR de Rio Piedras. No ganaban una final desde 1986, hace 36 años.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.