10 de agosto de 2012
Jorge Figueroa Loza, vocero.com
Afina detalles para recibir al campeón España

Vistazo al estadio Juan Ramón Loubriel en Bayamón, donde los trabajos continuaron ayer en preparación para el amistoso de fútbol entre Puerto Rico y España. EL VOCERO / Luis Alberto López
BAYAMÓN – En algo supera el remodelado estadio Juan Ramón Loubriel al mítico Camp Nou del Barcelona.
Según el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, el amplio y lujoso camerino local incluye armarios separados para cada jugador y es más espacioso que el del Barsa.
Cierto o no, los españoles serán los jueces cuando se pongan los ganchos en dicho espacio el próximo miércoles para el amistoso contra Puerto Rico en el antiguo parque de béisbol de 39 años, que terminó la primera fase de remodelación con un costo de $5 millones.
“Yo creo que ellos van a quedar gratamente impresionado porque siendo un lugar (Puerto Rico) más pequeño, de menos población, de una cultura futbolística que está creciendo rápidamente, tiene unas instalaciones los suficientes cómodas, incluso cuando tengamos 24 mil asientos para tener equipos de MLS o prácticamente a la misma altura de muchos equipos profesionales de Europa”, dijo Rivera en un recorrido ayer por el estadio mientras se hacían los toques finales de limpieza para el esperado juego.
Las mejoras al Loubriel incluyen también la remodelación del camerino visitante -donde se uniformará el ‘Huracán Azul’ para el duelo- junto a un nuevo para los árbitros. Se remodelaron cuatro de los ocho baños de la instalación, además del reemplazo de 2,500 butacas. Se construyó una verja perimetral que le da más identidad futbolística al estadio junto a una pizarra temporera. Además, la cantina principal se amplió y se mejoró el sistema de iluminación.
El mayor reto fue la construcción del terreno de juego, uno que iba a ser sintético, pero ante el anuncio de la venida de la campeona del mundo se cambió a grama natural. El césped, proveniente de una finca privada de Fajardo, se ubicó con sistema de drenaje y riego a cuatro pies por debajo de la original. Toma seis meses a que la grama se adapte totalmente a su nueva hábitat; lleva tres en el estadio y ya fue aprobada por las regulaciones de la FIFA.
El estadio cuenta con nuevas gradas que aguantan 6,000 personas, colocadas únicamente para el desafío de ‘La Roja’ contra los boricuas. Estas serán mejoradas en la segunda fase e incluirán baños y cantinas. Terminada la remodelación completa, tendrá capacidad para 24,000 fanáticos.
Durante el recorrido se pudo oler el aroma a casa nueva, con par de andamios aún dentro del estadio, además del ruido de martillazos y taladros. No obstante, sólo resta por vestirlo de afiches de promoción del partido para darle el toque de que el mejor onceno del planeta jugará en Bayamón. España llega el próximo lunes y estrena el nuevo Loubriel el siguiente día para la práctica final.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.