Sintesis:


Nuevamente y obligado por las circunstancias debo primero informar quienes integraron el equipo inicialmente

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

MacLellan

Rivera (Addlery 84′) Veris Henry Villaroel

Villegas Krause Cabrero (Jaegdonsigh 70′) Nuñez (Steele 70′)

Noel Fraser

Dejando de lado las especulaciones por las cuales se presentó un equipo alternativo, fué evidente que el sector defensivo tardó más de lo necesario en coordinarse, ya que apenas habían transcurrido 7 minutos que el Connection ya estaba en ventaja de 1 a 0 y a los 20′ lograban su segundo gol, ambos por intermedio de Jonathan Frias.

El descuento de los Islanders llegaría por medio de Nuñez a los 35 minutos y la gran oportunidad de lograr el empate la tuvo Villegas, quien malogró un tiro penal a los 55′.

A los 70 minutos, Colin Clarke intentó darle un cambio de ritmo al partido, enviando al terreno a Steele por Nuñez y Jaegdonsigh por Cabrero, y quemó finalmente sus naves al cierre del partido ingresando Addlery por Rivera.

De poco y nada sirvieron esos cambios, ya que Connection aguantó hasta el final y se quedó con la Copa CFU.

Comentario:


Resulta sumamente llamativo que muchos de los jugadores titulares de ayer, prácticamente no habían visto acción en todo el 2009, sin embargo desplazaron al banco a Gaudette, Delgado, Addlery, Gbandi, Steele, Jaegdonsigh y Arrieta quienes sin lugar a dudas eran los titulares en los últimos juegos y quedaron fuera Jones, Hansen y Marcelín.

Ahora bien, ya que se desconocen los motivos por los que Colin Clarke dispuso de tantos cambios radicales en el conjunto y dándole el margen de duda razonable, quiero pensar que debió haber algún motivo de fuerza mayor para tales modificaciones, más teniendo en cuenta que en este partido solamente se permitían tres cambios.

La trascendencia de esta final a nivel internacional, no pareció ser tenida en cuenta y se priorizó la idea de probar tácticas y jugadores en claro perjuicio de las aspiraciones por obtener el trofeo anhelado.

Se podrán esgrimir infinidad de argumentos, la mayoría de ellos sin fundamento efectivo, solamente y me reitero en lo comentado anteriormente, razones de fuerza mayor pueden justificar un cambio tan descabellado en la formación de los Islanders, más si se tiene en cuenta que los comentarios recibidos desde Trinidad y Tobago indicaban que los jugadores estaban bien y con muchas ganas de jugar la final, aunque sin embargo en horas de la mañana ya se informaba que habría muchos cambios.

La mayoría de las 50 personas que seguimos la información del juego en el chat de HIAPR, brindada por Boriqa (quien estaba en comunicación directa con Trinidad y Tobago), nos sorprendimos al conocer el «Line – Up» y la incertidumbre fué casi total, los cambios eran demasiados radicales y profundos, esa incertidumbre se transformó en tristeza cuando apenas transcurridos siete minutos perdíamos uno a cero, y la información que llegaba indicaba que la tropa naranja estaba siendo superada una y otra vez, a pesar de la fé de muchos, llegó el segundo de Connection y las opiniones contrarias a Colin Clarke fueron aumentando en número y energía.

El gol de Nuñez creó un halo de esperanza, pero no alcanzó para aplacar los ánimos, mucho menos aún cuando envió a ejecutar el penal a Villegas y éste desvió el remate.

Parte de la fanaticada está ofuscada con el DT de los Islanders y motivos no les faltan, los antecedentes del General en etapas decisivas no lo favorecen en absoluto, al contrario, las variantes y experimentos realizados en esos juegos fueron absolutamente negativos.

Quizás un comentario realizado por un participante en el chat mencionado fué el detonante, al afirmar que «Colin logró su objetivo, clasificar a la Liga de campeones, esta final a quien le importa» y a pesar de que fué realizado anónimamente, la vehemencia con que defendió ese postulado hizo sospechar a más de uno que se trataba de alguna persona vinculada directamente al club ó que al menos tenía conocimiento directo de ello.

Esa afirmación encendió los ánimos, ya que como en mi caso y el de muchos otros fanáticos naranjas, esta Copa SI tenía importancia, y plantear un desinterés de parte del Cuerpo Ténico por obtenerla puede tomarse como una absoluta falta de respeto, no solamente a los seguidores de los Islanders, sino a los propios jugadores y Directivos del Club.

Por todo ello resulta casi indispensable que se dé una explicación pública de las razones por la que se utilizó un equipo alternativo para este crucial partido, lo grave quizás es que no es la primera vez que sucede y ya las excusas «livianas» no serán asimiladas de la mejor manera.

Párrafo aparte merece la administración de la web oficial del equipo, quien primero censuró arbitrariamente a quienes opinaban mostrando su disgusto con lo sucedido ayer, sino que después eliminaron el tema de discusión por completo, si esa va a seguir siendo la actitud para quienes desean volcar sus opiniones en discrepancia, mejor directamente no tener foro.

Desde el aspecto exclusivamente deportivo, particularmente siempre he resistido las tácticas futbolísticas del Director Técnico de los Islanders, sin embargo en más de una ocasión debí ajustarme a los resultados obtenidos, hoy lamentablemente tengo que decir que sus errores me volvieron a dar otro golpe bajo a la ilusión.

Eduardo Cantore/ islandersfc.net

Comentarios

Comentarios