Domingo, 23 de junio de 2013
Edwin R. Jusino | Desde la Tribuna

Lea la parte I. Parte II de II.

La Puerto Rico Soccer League (PRSL) jugó la última vez en el 2011, y tomaron un receso en el 2012.

El último año de la PRSL fue marcado por escándalo tras escándalo de problemas financieros. Escándalos

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Cabrero jugando para el United en su partido inaugural como
visitante ante el Orlando City.
que llegaron a la prensa nacional, pues tres de los equipos participaron en la USL Pro, River, Sevilla y United; equipos que tuvieron que ser separados de la USL Pro a media temporada porque no tenían los fondos para continuar en el torneo de tercera división de los Estados Unidos.

Como vimos en mi columna anterior, el presupuesto de un equipo de USL Pro, es más o menos lo necesario para correr un equipo profesional en Puerto Rico.

Tras los problemas económicos algunos clubes, como el Puerto Rico United y el Club Atlético River Plate Puerto Rico fueron demandados por sus jugadores. Entre los demandados fueron también Steven Álvarez, y el entonces presidente de la PRSL, Mike Roca.

Tras el anuncio de la re-activación de la PRSL nos llegó información de que se están preparando varias demandas a la re-activada Liga Profesional de Fútbol de Puerto Rico (LPFPR) para poder cobrar el dinero que estos jugadores son adeudados.

No solo los problemas en el ámbito del derecho civil, sino que también tiene problemas con el Estado Libre Asociado. La corporación sin fines de lucro, Puerto Rico Soccer League NFP Corp., que fue inscrita en el 2009 por Lily Saladrigas Roca, esposa del entonces presidente de la PRSL, Mike Roca, no sometió, desde su incorporación, la documentación de su estado corporativo al Departamento de Estado. Por lo que la PRSL tiene multas atrasadas con el Departamento de Estado.

Según fuentes, en teoría, la LPFPR debería ostentar los cupos a la Copa de Campeones de la CFU, a pesar de que al principio de la temporada de la Liga Nacional, la Federación anunció que los dos equipos que participasen del partido de campeonato serían los que representarían a Puerto Rico. La tradición es que la liga de más alto nivel es la que le son otorgados los cupos, pero, es la Federación, y no la Liga quien otorga los cupos.

A pesar de los problemas internos que pueda tener la LPFPR, es correcto cuando sus directivos dicen que no necesitan ser avalados nuevamente por la FPF, presto a que son una liga privada, y si son la PRSL, la misma ya tenía el aval. Pero resta por ver cuál sería la respuesta oficial de la FPF entorno a la re-activación de la LPFPR.

En torno a este tema, lo único que dicen los estatutos de la FIFA es: “Las ligas u otros grupos afiliados a un miembro de la FIFA estarán subordinados y aceptada por ese miembro. Los estatutos de miembros definirán el alcance de la autoridad y los derechos y deberes de estos grupos. Los estatutos y reglamentos de estos grupos deberán ser aprobados por los Estados miembros”. En otras palabras, ya que la LPFPR no es una liga bajo el control directo de la federación, la misma tiene la prerrogativa de mantener o revocar el aval de la misma.

Personalmente creo en el profesionalismo, y me alegra ver que se esté impulsando el profesionalismo en Puerto Rico. Pero, me preocupa que se sigan las viejas prácticas de hacer las cosas porque si, sin haber hecho los estudios pertinentes de mercado. No debemos crear una liga y llamarla profesional, solo porque si, sino que se debe trabajar para crear una infraestructura que nos deje, a la larga, una liga estable, tanto financiera, como deportivamente. Si, debemos apoyar el profesionalismo, pero un profesionalismo real, donde no estemos analizando el por qué falló de aquí a tres años, sino que de aquí a tres años estemos discutiendo el progreso de la Liga.

Mi recomendación sería visitar las oficinas de la North American Soccer League, la United Soccer Leagues, la Liga MX, la Major League Soccer hasta las ligas de Costa Rica, y Panamá, consultar la mejor manera de implementar un modelo que nos funcione en Puerto Rico. Un modelo basado en un estudio de viabilidad bien hecho, que incluya un modelo a seguir de creación de mercadeo. Y por favor, dejemos la teta gubernamental. Si vamos a tener una liga profesional, más allá de los convenios sobre facilidades deportivas, espero que no estén dependiendo de aportaciones municipales para cuadrar sus presupuestos. En una crisis fiscal gubernamental, los clubes tienen que aprender a dejar de depender del dinero gubernamental.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorIsabela Soccer Club celebra campamento en Ramey
Artículo siguienteMueven piezas en la Premier.
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa