La ‘Tropa Naranja’ venció 1-0 con gol en el minuto 90 en San Pedro Sula, y avanzó a las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf

Por Osman Pérez Méndez/operez@elnuevodia.com
endi.com

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Los Islanders de Puerto Rico salieron a la cancha del CD Marthón hondureño, el Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, con ventaja de un gol y en busca de un resultado que les diera el pase a las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, y consiguieron un triunfo por 1-0 con un gol de Nick Addlery en jugada de contragolpe al minuto 90, con lo cual pasaron en grande a las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los Islanders llegaron a Honduras con un triunfo 2-1 en el partido de ida celebrado el jueves pasado en el Juan Ramón Loubriel bayamonés.

Apenas transcurridos cinco minutos, Marathón perdió por lesión a su defensor central Astor Henríquez. Mariano Acevedo entró en su lugar.

Al minuto 26, Marathón perdió otro jugador por lesión y tuvo que efectuar su segundo cambio. El también defensor Armando Bonilla tuvo que ser remplazado, por Orvin Paz.

Al 28, los Islanders tuvieron su primer amonestado cuando James Marcelin vio la amarilla.

El ‘Monstruo Verde’ tuvo las mejores ocasiones en la primera parte, pero sin concretar.

Marathón consumió su último cambio para el inicio del segundo tiempo, mandando a la cancha a Emil Martínez por Jerry Palacios.

Marathón se volcó sobre la portería de Bill Gaudette. Pero al minuto 60 Kendall Jagdeosingh casi sorprende a los verdes cuando robó un balón tras un error defensivo, pero el portero local Juan Obelar pudo atajar el disparo.

Addlery sacó un disparo lejano fuerte al 67 que obligó a Obelar a sacarla a corner. Antes del cobro vino el primer cambio naranja, cuando el dirigente Colin Clarke sacó a Marcelín, y envió a juego a Osei Telesford.

Los siguientes minutos fueron con Marathón al ataque, y la ‘Tropa Naranja’ defendiendo.

El ‘General’ Clarke envió a la cancha a Kevon Villarroel al 71, en lugar de Jagdeosingh.

Marathón se jugó todo en busca del gol que les salvara, y al 76, Saúl Martínez estrelló un disparo contra el travesaño.

Al 81 llegó otra amarilla contra los Islanders, esta vez contra Villarroel, en un jugada que desencadenó un pelea entre los asistentes de ambos equipos.

Y al minuto noventa, con Marathón lanzado por completo al ataque, Addlery, el solitario atancante naranja, anotó el 1-0 a favor de los Islanders, un ‘alajuelazo’ que definió el partido y la serie, dando la clasificación a los Islanders que siguen haciendo historia ante los equipos históricos de la región.

Comentarios

Comentarios