Christian Arrieta (centro), de los Islanders, se cubre el rostro en señal de frustración al concluir el partido. Los Islanders no pudieron preservar la ventaja y terminaron con un empate, 3-3. (Primera Hora / José L. Cruz Candelaria)

miércoles, 16 de septiembre de 2009
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Bayamón. Lo que empezó como un partido de ensueño terminó como una espantosa pesadilla.

Los Islanders de Puerto Rico desperdiciaron anoche su mejor primera mitad del año y una ventaja de dos goles, para sufrir un doloroso empate, 3-3, ante el Cruz Azul de México en el estadio Juan Ramón Loubriel en la tercera jornada del Grupo C de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El club boricua necesitaba ganar y llevarse los tres puntos pero, a final de cuentas, el cansancio fue demasiado para un equipo que jugaba su cuarto juego en ocho días. Así las cosas, las posibilidades de pasar a los cuartos de final de la “Concachampions” lucen bien remotas, ya que los Islanders apenas sumaron su primer punto después tres juegos.

La Tropa Naranja salió anoche en pie de guerra desde el silbado inicial ¡Qué clase de espectáculo dieron!

Con una formación 4-4-2, los Islanders dejaron a un lado la táctica defensiva que demostraron en el último choque en Ciudad de México, y salieron a jugar fútbol de tú a tú con los cementeros.

Los primeros diez minutos fueron totalmente para los naranja, quienes presionaban por el gol. Pero no fue hasta el minuto 24 que un despeje de Scott Jones fue cabeceado por John Krause, y el balón fue rescatado por Cristian Arrieta frente a la portería, para fusilar al portero Yosgart Gutiérrez con el 1-0.

La fiesta en las gradas del Loubriel duró apenas diez minutos, luego que el cementero Pablo Zeballos recibiera el balón dentro del área, se diera media vuelta, y soltara un derechazo que empató el encuentro.

Los naranja no se amilanaron, y en el 40, Arrieta cobró una falta lateral, y su pase encontró a Fabrice Noel que dejó a dos defensas atrás, y birló la salida de Gutiérrez para deslizar la pelota a la portería, para devolverles la ventaja a los naranja, 2-1.

¡Y la fiesta no había acabado! En el 44, Arrieta volvió, centró un balón que Nicholas Addlery completó en el tercer gol para causar la explosión en las gradas de la Islandera con el 3-1.

Pero ésa fue la última alegría de la noche.

En la segunda mitad, el cansancio se iba sintiendo en los naranjas. La segunda anotación de los cementeros vino, una vez más, cortesía de Zeballos en el 67.

Transcurrían los minutos, y el Cruz Azul tenía dominio absoluto del balón, y lo peor se veía venir.

Al 85, Alejadro Vela recibió un centro frente a Gaudette, y mientras se deslizaba, batió al portero local para empatar el partido. Los primeros 45 minutos se fueron al olvido, y lo único que quedó era la angustia de un empate.

El próximo compromiso de los Islanders será el sábado, cuando visiten al Miami FC para cerrar la temporada regular de la United Soccer Leagues.

Comentarios

Comentarios

Artículo anterior“El cansancio afectó un poco”
Artículo siguienteSufrido empate celeste
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa