lunes, 9 de agosto de 2010
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Cualquiera pensaría que luego de eliminar al mejor club de la Major League Soccer de la Liga de Campeones de la Concacaf, ganarle al peor equipo de la Segunda División sería pan comido para los Islanders de Puerto Rico.

Pero ése no fue el caso para la Tropa Naranja, que se tuvo que conformar con un amargo empate, 1-1, el pasado sábado ante el sotanero Miami FC en el estadio Juan Ramón Loubriel.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

La realidad es que tan sólo cinco jugadores que iniciaron el pasado miércoles ante el Galaxy de Los Ángeles salieron en el once titular el sábado, pero la falta de continuidad no fue excusa para el director técnico Colin Clarke.

“No creo que haya sido problemas de química. El campo no estaba en las mejores condiciones y creo que eso terminó afectándonos”, dijo Clarke a Primera Hora.

“Hicimos una gran primera mitad y pudimos estar arriba 2-0, pero no aprovechamos nuestras oportunidades”, añadió el técnico.
Y así fue. El dominicano Jonathan Faña abrió el marcador al marcar vía cabezazo en el minuto 15, pero Abe Thompson marcó el 1-1 en el 67.

El empate dejó a los naranja con 24 puntos y en un triple empate con los Rowdies de Tampa Bay y el Impact de Montreal por el octavo lugar de la tabla.

“No podemos seguir regalando puntos en casa”, enfatizó Clarke.

Los naranja reciben el miércoles a Tampa, pero no contarán con el lesionado Scott Jones, ni con Kendall Jagseosingh y Keon Daniels, quienes fueron convocados por la selección de Trinidad y Tobago.

Comentarios

Comentarios