Domingo 5 de agosto
Jonathan Díaz

     Un día después del comienzo de la ronda de eliminación de la rama femenina, se dio comienzo a la rama masculina, como ha sido durante toda la competencia. Y a diferencia a la rama femenina, todos los participantes de esta ronda eran estrictamente primeros y segundos en sus respectivos grupos. Los partidos que componían los cuartos de final eran:

  • Gran Bretaña vs. Corea del Sur.
  • Brasil vs. Honduras.
  • México vs. Senegal.
  • Japón vs. Egipto.

Alineación de Japón contra Egipto.
     El primero de los partidos, Japón vs. Egipto, se celebró en el histórico estadio del Manchester United, el Old Trafford. Este fue el único partido de los cuartos, que hubo un ganador cómodo y por un resultado abultado. El partido que resultó en victoria por 3-0 para los nipones, en un partido que se planteó relativamente fácil, en comparación a sus otros 3 partidos. El marcador lo abrió Kensuke Nagai (min. 14) a pase largo de Hiroshi Kiyotake, luego que el portero Ahmed El-Shenawy y el defensa Saad Samir colisionaran, facilitando la labor de Nagai. En esta jugada Nagai sufrió un estirón y fue sustituido al minuto 20 por Manabu Saito. Al minuto 41, Samir fue expulsado luego de una falta al borde del área contra Saito. El partido continuó bajo el dominio japonés, que eran dueños de las oportunidades más peligrosas. El segundo gol llegó de un tiro libre de Kiyotake, que el central Maya Yoshida cabeceó de palomita al minuto 78. Solo 5 minutos después, Yuki Otsu puso marcador definitivo en una jugada preparada que envolvía un centro de Takahiro Ogihara y el cabezazo de gol de Otsu. Un partido que no implicó mucho esfuerzo para los asiáticos, y que podría hacerles llegar a las semifinales confiados de su nivel de juego.


José de Jesús Corona tuvo una destacada labor contra Senegal.
     El segundo partido tuvo un desenlace emocionante y un pequeño festival de goles para el fanático del futbol, en el imponente Wembley Stadium de Londres, Inglaterra. El partido entre los mexicanos y senegaleses, finalizó 4-2 en tiempo extra con una labor destacada del arquero mexicano José de Jesús Corona, que aguanto el embate ofensivo de Moussa Konaté y Papa Souare de manera imponente. El marcador lo abrió Jorge Enríquez al minuto 10 a pase de Giovani dos Santos. Durante la primera mitad, los mexicanos perdieron posesión del balón y ahí fue cuando la figura de Corona se alzó, para evitar la caída de su equipo. Y no fue hasta el minuto 62, que Javier Aquino duplicó el marcador, luego de una enredada jugada, en la cual Aquino remató solo luego de un rebote. 7 minutos después, al 69, Konaté puso el primero para los africanos, con un cabezazo a pase de Souare, como ha sido durante toda la competencia. Solo para que 5 minutos después, Ibrahima Baldé, anotara en un tiro de esquina a pase del letal asistente Souare. Así concluyó el tiempo reglamentario y dio comienzo a los 30 minutos de tiempo extra. Pero la historia cambió completamente en al comenzar este periodo de tiempo extra. Al minuto 98, el jugador mexicano que más se había esforzado por mantener a México a flote, puso su nombre en la hoja de anotadores con un robo de balón a Zargo Touré y un remate a la derecha del portero Ousmane Mané. Y luego de este craso error, la defensa senegalesa se vino abajo, y al minuto 109 ante la desesperación de estar abajo en el marcador, Raúl Jiménez cortó un balón que punteó por encima del guardavalla y Héctor Herrera definió sin portero para poner el marcador final. De este equipo senegalés que cayó ante el mexicano, se destaca las labores del mejor goleador y mejor asistente del torneo, Konaté y Souare respectivamente, que de seguro tendrán ofertas de varios clubes en lo que queda de mercado de fichajes. En cuanto a los mexicanos, demostraron su valía ante una potente selección de Senegal y están más que preparados para enfrentar a su próximo rival.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.


Leandro Damião celebra su segundo gol contra Honduras.
El tercer partido del día fue la apretada victoria brasileira contra el sorprendente equipo hondureño en el St. James’ Park de Newcastle, Inglaterra. En un partido que en papel pretendía ser más fácil, terminó siendo un duro hueso de roer para los sudamericanos. Y es que al minuto 12, y contra todo pronóstico, Mario Martínez abrió el marcador luego de un pase elevado de Jerry Bengtson, esto a pesar que los de Brasil controlaban el manejo del balón. Al minuto 33, luego de dos tarjetas amarrillas seguidas, el defensor hondureño Wilmer Crisanto fue expulsado, y no fue hasta el minuto 38, que Leandro Damião anotó, luego de un enredo defensivo.  La mitad concluyó con el marcador empatado y no fue hasta el minuto 48 de la segunda mitad, que Roger Espinoza, con un enganche y un remate potente desde la derecha, pusiera a Honduras arriba en el marcador. Esta ventaja duro solo 2 minutos, ya que Neymar empató las acciones con un gol de penal, cometido a Damião por José Velásquez. Desde ese punto los avances brasileiros solo se hicieron más fuertes y constantes, hasta que al minuto 60, Damião logró un doblete, al rematar de media vuelta a pase de Neymar. Desde ese punto la ansiedad se convirtió en el peor enemigo de los hondureños y rindió frutos al minuto 90, cuando Espinoza fue expulsado por doble amarrilla. Este partido trae más resultados negativos que positivos para los pentacampeones mundiales, ya que quedó al descubierto lo pobre y desconfiable que es la defensa de estos. Los hondureños parten con una buena actuación y con el descubrimiento de grandes promesas como Bengtson y Espinoza.

El momento de la jornada, la atajada de Lee en la tanda de penales.

     El cuarto partido llevaba a los locales a enfrentarse a Corea del Sur en el Millenium Stadium de Cardiff, País  Gales. En un partido que tenía a la mayoría de la asistencia apoyando a los británicos, resultó en decepción, ya que Gran Bretaña cayó dolorosamente ante los surcoreanos en una angustiante tanda de penales. El partido comenzó de manera triste para el defensor coreano Kim Chang-Soo que se partió la muñeca y tuvo que ser sustituido por Oh Jae-Seok al minuto 7. Al minuto Ji Dong-Won puso vida al partido con un golazo desde fuera del área que el arquero británico Jack Butland no pudo atajar. Al minuto 36, Aaron Ramsey empató el partido vía penal, después de que Oh, deslizándose a tapar un remate, tocara el balón con la mano. Al 40, luego de otro penal a favor de los británicos, la figura del portero Jung Sung-Ryong se creció, al atajar un penal de Ramsey. El partido continuó de la misma manera, con un constante ataque coreano, a pesar del control local de la posesión del balón. Otra lesión se produjo al minuto 62, cuando el arquero Jung sufriera una colisión con Micah Richards y saliera con una concusión. El tiempo regular y el extra concluyeron con el mismo marcador y misma dinámica que tenía a los coreanos luciendo mejor y más eficientes. Antes de la tanda de penales se habían repartido 6 tarjetas amarrillas: 2 para Gran Bretaña (Sturridge min. 35 y Allen min. 71) y 4 para Corea del Sur (Ki min. 31, Oh min. 34, Kim min. 34 y Lee min. 120). La ronda de tiros desde el punto penal la comenzó los locales con Ramsey, seguido de Cleverley, Dawson, Giggs y Sturridge, por otro lado la de los coreanos fluyó con Koo, Baek, Hwang, Park y Ki. El momento de la noche lo fue cuando el portero sustituto coreano atajó el quinto penal de los británicos, tomado por Sturridge, y de esta manera convirtiéndose en el héroe momentáneo, es espera del penal coreano. Este fue tomado por Ki Sung-Yueng y aseguró a los asiáticos en semifinales. A pesar de la magia y el apoyo que recibieron los locales, fue claro que los coreanos tuvieron un mejor desempeño y que rindieron más eficiente que los organizadores.


En las semifinales, los choques serán los siguientes:

  • Corea del Sur vs. Brasil.
  • México vs. Japón.

     En papel debería pasar Brasil y México, pero la realidad es que con lo poco sólida que ha sido la defensa brasileira en la competencia y la insistencia ofensiva de los coreanos, se podría estar preparando otra sorpresa masiva. Por el otro partido, es más probable que avance México, a que lo haga Japón, ya que los mexicanos han mostrado solidez en todas las áreas del campo, aunque los japoneses todavía no conceden gol y han mantenido constancia ofensiva. Habrá que esperar para ver como se distribuirán los equipos en los partidos por medallas.

Comentarios

Comentarios