Esteban Pagán – Saque de Puerta

Pimera Hora
miércoles, 11 de agosto de 2010

A continuación, la segunda parte de la entrevista con el presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, Joe Serralta. Para ver la primera parte, oprime aquí.

Mirando hacia atrás… En el 2008, la selección de Puerto Rico empató con Honduras, 2-2, y los Islanders se clasificaron a la semifinal de la Liga de Campeones… Sin embargo, mucha gente dice que se pudo haber hecho más, que se ha notado cierto tipo de estancamiento. ¿Cuál es su respuesta? ¿Se ha hecho todo lo posible para poder seguir construyendo sobre ese éxito?

Claro que sí. Lo que pasa es que el éxito no es una constante. Tú tienes unos éxitos y los éxitos suben y bajan. El éxito que tiene Barcelona ahora no va a durar forever.

¿Pero en el caso de la Selección Nacional masculina, que no se ha vuelto a reunir? Y cito a Marco Vélez, que dijo sentirse “abandonado” y un Alexis Rivera que está loco por ponerse la camisa. ¿Cuál es el mensaje que usted les quiere llevas a esos jugadores?

El mensaje es que nadie está abandonado. Y el mensaje es que para uno mover una Selección Nacional ‘A’ en este momento se necesita un presupuesto bastante grande. La Selección participó en la eliminatoria del Mundial y todo el mundo sabe que después de la eliminatoria este país ha caído en crisis, una crisis económica. Aquí es muy difícil conseguir auspiciadores, es muy difícil conseguir dinero. Mover una selección nacional A en estos momentos no es igual que moverla hace 20 años. Aquí hay que traer jugadores profesionales. Cuando hacemos la convocatoria de la selección A, todos son profesionales. Aquí hay que pagarles estipendios a esos jugadores, hay que pagarles unos sueldos a los entrenadores… El movimiento de la Selección es sumamente costoso. Nosotros no podemos comparar nuestra Selección Nacional con México, ni podemos compararla con Trinidad y Tobago, que tiene millones de dólares. Jamaica, tú no has oído nada de Jamaica, porque Jamaica está en bancarrota. Es más, Jamaica ni siquiera está participando en ningún lado.

Jamaica jugó en la pasada Copa de Oro del 2009. Nicholas Addlery jugó en ese equipo.

Sí, es posible. Pero ahora no está. Jamaica se quitó de muchas cosas. Ahora bien, este año nosotros inscribimos la selección A en la Copa Digicel.
Lo que me lleva a la próxima pregunta…los jugadores han hablado de falta de comunicación. ¿Usted ya les comunicó a los jugadores que van a participar en la Copa Digicel?

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

No.
¿Por qué no hay esa comunicación?

Porque nosotros entendemos que una vez nosotros aseguremos todo, es que comunicamos. Nosotros no podemos ir por rumores. Fíjate que en la última Copa de Oro (femenina, fase caribeña) y la Copa de Campeones (CFU) se supone que las finales fueran en Puerto Rico. ¿Y qué pasó? La anunciamos, hicimos una conferencia de prensa y, ¿qué hizo CFU y la Concacaf? Se la llevó. Nosotros no podemos seguir en este cuento de estar anunciando cosas y que por otro lado hagan otras cosas porque se pierde credibilidad con los auspiciadores y con los medios.

¿Lo que usted quiere decir es que organismos como la CFU, exteriores a la FPF, están afectando grandemente el trabajo que usted quiere realizar?

No solamente el mío, sino a muchas personas, en el Caribe. Y hay un descontento. Si hablas con Cuba, Cuba está echando fuego. Y por ahí te puedo nombrar, lo que pasa es que no quiero nombrar a más nadie. Yo doy mis propias batallas. Yo soy el que hago mis propias batallas contra CFU, Concacaf, y con el que sea. ¿Por qué? Porque yo entiendo que el uso de la razón y de la honestidad en lo que uno está tratando de hacer es lo que se va a sobreponer ante todo, Pagán, ante todo. Eso es así, eso es ley de vida.

Aquí no hay espacio para estar uno pensando cómo hacerle daño a los demás. En Puerto Rico hay un grupo de personas que están las 24 horas pensando cómo hacerles daño a las otras personas. Y eso no conduce a nada. Yo no tengo tiempo para pensar mal de nadie. Yo tengo que seguir. Y me critican por aquí, por allá, dicen que todos los presidentes son pillos y que nos estamos robando hasta los clavos de la cruz, o sea, hay una filosofía de difamación. No solamente contra mí, sino contra muchos presidentes de muchas federaciones.

¿Y a qué usted cree que se debe eso?

Culturalmente. Vuelvo y te traigo al balde de los cangrejos. Yo creo que eso es conocimiento en Puerto Rico. Aquí no puede existir nadie, en este bendito país de nosotros, que tenga triunfo o que eche para adelante sin que el resto le caiga encima. No se unen, al contrario, van a bajarlo. Y eso, desafortunadamente, son palabras fuertes, pero ya a mi edad las tengo que decir. Yo, político, no soy. Soy un deportista. Y yo, las canto como las veo. Y aquí, si nosotros los puertorriqueños, no arreglamos este balde de cangrejos, el país se nos va a caer encima. Se está viendo no solamente en los deportes, sino en todo lo que hacemos.

¿Cuál usted diría que son las dificultades que enfrenta su federación en diferencia a federaciones como las de baloncesto, voleibol, y hasta la de béisbol aficionado, que sí tienen el presupuesto para mantener activas a sus selecciones nacionales? ¿Por qué el fútbol no puede y las otras sí?

Yo todavía no he conocido un deporte que se desarrolle si no tiene dónde jugarse. Yo te diría que eso es lo primero que hay que arreglar en este país. Nosotros tenemos un desarrollo futbolístico que sobrepasa cien veces las facilidades disponibles para llevarlo a cabo. En Puerto Rico, el béisbol, en cada pueblo, tiene yo no sé cuántos parques. En todo pueblo de Puerto Rico hay un coliseo que se juega baloncesto y se juega voleibol. Aquí hay 166 pistas. ¿Te sigo mencionando? ¿Cuántos estadios de fútbol conoces tú? El de Bayamón. ¿Y tú crees que eso es un estadio de fútbol? Eso es un estadio de béisbol con una cancha de fútbol adentro.

¿Eso se traduce a la dificultad de conseguir auspicios?

Pues claro. Porque no podemos tener una estructura. Ahora mismo, nosotros tenemos una liga profesional y tú no sabes el trabajo que estamos teniendo para jugar en los sitios adecuados para que la gente se inspire. Fíjate cómo la gente va a Bayamón. Se sienten bien, hay un ambiente bueno, usan el tren urbano, tienen un estadio, que aunque no de fútbol, es grande y cómodo. Entonces tú no puedes pretender que yo compare el “Coliseo”, el Roberto Clemente y cuánto coliseo he visto yo en este país con la canchita de Roosevelt. ¿Y cuántas canchitas de Roosevelt no hay? Casi todas son canchitas de Roosevelt.

Principalmente, el Gobierno de Puerto Rico no le da ni pone tampoco atención a los sitios donde se juega el fútbol. Eso es lo primero. Segundo, la credibilidad del deporte. Para tú tener credibilidad, tienes que ganar. Si tú no ganas, no tienes credibilidad. Si tú eres un comerciante o tienes empresas, y quieres auspiciar y meterte en el deporte, vas a tener que meter tu producto en un deporte que gane. Usted no quiere asociar su producto con un deporte que pierda. Pues nosotros estamos en eso, hacer del fútbol un deporte que gane. Estamos ahí. Ya jugar con Puerto Rico no es ‘voy a ganar’. Ya jugar con Puerto Rico es un signo de interrogación bien grande. Puerto Rico empata y pierde dignamente. Y hacia eso vamos. Yo no quiero sacar una selección de Puerto Rico del Morro para afuera que no sea competitiva. Y me mantengo en eso. ¿Competir por competir? No.

Usted es el dueño fundador de los Islanders. Es un proyecto que requiere una gran inversión, es un equipo que viaja 15 veces, mínimo, fuera de Puerto Rico. Tienen un salario que pagar. Y los Islanders, del 2004 para acá, han encontrado ese capital, gran parte del auspicio, aquí en Puerto Rico para poder funcionar. ¿Por qué los Islanders sí pueden conseguir ese auspicio y la Federación Puertorriqueña de Fútbol no ha podido conseguirlo para correr la Selección Nacional adulta?

Porque el proyecto Islanders es uno comercial que está en varios mercados interesantes para los auspiciadores y es muy difícil vender una federación. O sea, los Islanders eran ese proyecto ícono que no solamente iba a popularizar el fútbol, sino que iba a romper todas las barreras. Si tú ves el escudo de los Islanders, ¿por qué el balón del escudo está rompiendo las redes? Porque rompe todas la barreras. Los Islanders son el laboratorio para romper todas las barreras, y cuando te digo todas las barreras, son todas las barreras. Y los Islanders están llevando eso a cabo.
Ahora, finalmente, están entrando a la última fase, que es tratar de reclutar más puertorriqueños dentro del equipo. Pero si no los tienes, no los puedes reclutar. Y si no ganas, no te auspician. Hacer una selección nacional tiene unas limitaciones, y es que tiene que ser de ciudadanos que cualifiquen. Los otros días jugó el Inter y no había un solo italiano. Yo no puedo hacer eso con una selección nacional. Si lo pudiera hacer, traía tres alemanes, cuatro brasileros, y quizás uno o dos puertorriqueños. Pero no lo puedo hacer. Tengo que ir desarrollando. Cuando Puerto Rico tenga, que ya estamos ahí, todos sus integrantes de la Selección Nacional A profesionales, ya hemos alcanzado una de las metas más importantes que existe en el fútbol competitivo. Tú no puedes pretender ir a un Mundial si tú no tienes en tu país el profesionalismo. Mira en el Caribe. ¿Quién ha ido al Mundial? Jamaica. ¿Jamaica tiene qué? Una liga profesional. ¿Quién fue los otros días? Trinidad y Tobago. ¿Qué tiene Trinidad y Tobago? Una liga profesional. Haití fue al Mundial también. ¿Y qué tenía Haití en aquella época? Una liga profesional. El otro país fue Cuba, pero eso fue en la prehistoria, en los inicios de los mundiales, que era por invitación.

Ahora bien…si Puerto Rico no se prepara con una estructura profesional en todo, nosotros no vamos a tener opción de ir a un Mundial. ¿Que podemos acortar camino? Claro. Nosotros somos 4 millones aquí, como 6 millones en Estados Unidos y 2 millones en el resto del mundo. Yo te aseguro que por lo menos hay 100,000 futbolistas de primer orden que son puertorriqueños. ¿Dónde están? Hay que salir a buscarlos. Entonces tienes el problema que la gente se enoja.
Eso me lleva a mi próxima pregunta. La última vez que la Selección se reunió trajeron jugadores nativizados, que no tienen linaje puertorriqueño pero si fueron traídos legalmente. Mucha gente se enoja porque piensan que eso les quita oportunidades a los jugadores del patio. ¿Qué usted les dice a esas personas? ¿Por qué esos jugadores son necesarios?

Se necesitan para mejorar y subir la técnica y la parte competitiva de la Selección Nacional, como hacen muchos países del mundo. Si los otros países del mundo utilizan esa técnica de reclutamiento, nosotros tenemos que ser igual. Segundo, tenemos que esperar a que la liga profesional de Puerto Rico, los Islanders y otras ligas fuera de Puerto Rico nos produzcan esos jugadores. Nosotros hoy en día no tenemos esos jugadores. Sí tenemos en Puerto Rico, nacidos aquí y criados aquí, que ni tan siquiera se han montado en un bote para ir a Vieques. Pero no tenemos más de cinco jugadores para competir a ese nivel.

Ese tipo de filosofía trae el desastre que tenemos: las pelas de 12-0, las de 14-0, a las nenas una vez le dieron 22-0… ¿quién quiere ayudar un deporte que lo que cogen son pelas y pelas? Pues hay que mejorar esto: establecer las ligas profesionales. Las ligas no te van a producir los jugadores adecuados inmediatamente. Esto es un proceso y durante ese proceso tenemos que ir a buscar los puertorriqueños que están en ligas profesionales en otros países. (Chris) Megaloudis y Andrés Cabrero están en Serbia. ¿Y por qué están en Serbia ahora? Porque tenemos una liga profesional en Puerto Rico.

Pendientes a la tercera parte de la entrevista con Joe Serralta en Saque de Puerta.

Comentarios

Comentarios

Artículo anterior‘Los limpiamos’
Artículo siguienteAztex Not Enough for Islanders
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa