Cuántas veces hemos visto equipos cuyo único objetivo es no perder, es decir jugar buscando el empate, y en la mayoría de los casos, ese equipo termina perdiendo y quedándose con las manos vacias..

Por una parte hay que observar el movimiento táctico de esos equipos, más preocupados por su propia portería que la contraria, retroceden sus líneas, cediendo todo el dominio del sector medio, esto lógicamente le entregará a su rival mayor poseción del balón, mayor espacio y tiempo para pensar, lo que indefectiblemente le dará muchas más oportunidades de conquistar un gol.

Por otro lado, en caso de encontrarse en desventaja en el marcador, psicológicamente se desmoralizará, y al verse obligado a modificar su esquema de juego por otro que no tenía planificado, provocará mayor desorden, tanto en lo defensivo como en lo ofensivo, facilitándoles la tarea a su adversario.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

También en la mayoría de los casos, esa derrota llega sobre el final del partido, cuando ya todos piensan que han hecho su negocio, efecto de fallas de concentración y distracciones de último segundo, producto éstas del exceso de presión a la que se vieron sometidos durante casi todo el juego, para evitar la caída de su meta.

Sin lugar a dudas que la mejor estrategia para obtener un resultado favorable, es mantener una clara línea ofensiva, restándole confianza al equipo de enfrente, además de contar con la posibilidad de revertir un resultado parcial en contra, ya que la estructura estará planificada con el único objetivo del arco del contrincante.

Quizás para algunos resulte muy riesgoso, sin embargo, históricamente y en muchos torneos, ha quedado demostrado que plantarse en forma ordenada y correcta ofensivamente, a la larga rinde sus mejores frutos, y hasta permite quedarse con la victoria.

Esto fundamentalmente lo traigo en referencia con el próximo encuentro de los Islanders contra Tauro de Panamá, donde sabido es que un empate en 1 ó más goles, automáticamente clasifica a la tropa naranja, y un 0 a 0 obliga a esperar por el resultado del día siguiente entre Municipal y Santos.

A mi entender sería un gravísimo error salir a la cancha, pensando en el empate, a pesar de que sería un buen resultado, el objetivo primordial de los Islanders deberá ser el triunfo, si éste no se dá, pués entonces bienvenida la igualdad, pero hay una diferencia sustancial, entre el resultado final, producto de lo realizado dentro del campo de juego, y a tenerlo como objetivo principal.

Sin lugar a dudas que los Islanders cuentan con un plantel capaz de lograr obtener una victoria en tierras panameñas, con jugadores de mucha capacidad ofensiva y un sector de volantes que puede acompañar perfectamente en ese apecto. Por ello, obligarlos a defenderse, será exigirles que jueguen de una manera inusual para ellos.

De igual manera, sucede lo mismo cuando se manda al equipo a trabajar con pelotazos frontales. Jugadores como Noel, Jaegdonsigh, Villegas, Miranda, Delgado y Steele por nombrar a algunos, no están acostumbrados a ese tipo de planteo y se termina desperdiciando todo el potencial.

En base a todo lo anterior, espero que el miércoles, la tropa naranja haga lo que mejor sabe hacer: Jugar al fútbol, y lograr el pase a la siguiente ronda sin depender de otros resultados.

Eduardo Cantore

Islandersfc.net

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorCuatro de cuatro
Artículo siguienteTauro, Puerto Rico face off for quarterfinal berth from Group D
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa