Aun cuando faltan integrantes cruciales, las prácticas no se detienen

 

Con los que estén. Los Islanders son la base del equipo, pero Jeaustin Campos no ha desantendido a los otros futbolistas boricuas. (El Nuevo Día / Lino M. Prieto)
Por Alberto C. Medina Gil /alberto.medina@elnuevodia.com
endi.com
Un entrenador recién llegado, una plantilla cuyos integrantes principales no se han integrado de lleno y poco más de dos semanas antes de un encuentro crucial no parecerían formar una receta exitosa para un equipo nacional, de cara a unas eliminatorias mundialistas.
Pero esa es la situación que enfrenta la Selección boricua, y tanto el técnico como los jugadores confían en que dichos obstáculos no evitarán que Puerto Rico haga un buen papel.
La preselección de fútbol lleva tres días practicando bajo su nuevo técnico, el costarricense Jeaustin Campos. El lunes contaron con la presencia de los jugadores de los Puerto Rico Islanders, quienes se perfilan como pilares del equipo nacional. El capitán de la Tropa Naranja, Noah Delgado, manifestó sentirse contento de volver a vestir la franela patria.
“Fue bueno. Había pasado algún tiempo desde que estuvimos activos, así que fue bueno volver a la cancha y empezar a entrenar con una meta por delante”, apuntó Delgado, quien también tuvo palabras de elogio para el nuevo entrenador nacional.
“Todo estuvo muy bien con Jeaustin; me gustaron las sesiones que tuvimos. Es un estilo un poco distinto al que había antes, pero creo que él va a hacer un buen trabajo”, opinó el veterano mediocampista.
Para Delgado y el resto de los naranja en la escuadra nacional -como Marco Vélez, Alexis Rivera, Richard Martínez, Petter Villegas, y otros- acoplarse a ese nuevo estilo será un reto aún mayor que lo usual. Sus compromisos con los Islanders no les permitieron asistir a las prácticas de ayer o del martes, y no será hasta este lunes que vuelvan a entrenar en el Bayamón Soccer Complex.
Sin embargo, el entrenador, Campos, aseguró que ese aspecto no le preocupa mucho, pues los jugadores de la Tropa están compitiendo a un alto nivel y mantienen un alto nivel de preparación.
Además, indicó que la ausencia de los Islanders le permite aprovechar para darle mayor atención a los jugadores ‘criollos’ e, incluso, integrar y conocer a algunos jóvenes que representan el futuro del fútbol en Puerto Rico.
“Ahora se fueron los Islanders, no los tengo, y son siete jugadores menos”, explicó Campos el martes luego de una sesión de entrenamiento. “Entonces, traje a seis o siete jugadores de unos posibles candidatos para (la selección) sub 20. Hay que aprovechar el tiempo; no voy a trabajar con 13 o 14 (jugadores)”.
Campos y el equipo nacional también esperan por los jugadores puertorriqueños y nacionalizados que juegan en Estados Unidos y que no llegarán hasta el 28 de agosto, solo seis días antes de que Puerto Rico debute ante San Cristóbal y Nieves.
“Creo que tenemos un equipo fuerte que, a pesar de no tener mucho tiempo para trabajar, pienso que vamos a tener una buena eliminatoria y vamos a ser protagonistas en esa primera cuadrangular”, puntualizó Campos.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.