Querido Antonio López,

Te escribo esta carta abierta ya que por el pasado año he visto como te has transformado en una persona irreconocible, y como pana que te consideré, me preocupa. De ser un árbitro y técnico idealista y positivista, a un individuo que busca callar voces fiscalizadoras. ¡Que bueno era cuando se fiscalizaba a Labrador! ¿Verdad? ¿Te acuerdas cuando me felicitabas por decir las cosas como eran? ¿Te acuerdas cuando me escribías mensajes de texto comentando sobre X o Y tema?

Llegó marzo 2019 y de momento, ese Tony buena gente, chévere, se ha convertido en exactamento todo lo que el le criticaba a la administración de Eric Labrador.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Tus nuevos amigos te han cogido de lo que no eres Tony, desde antes de que te unieras a su grupo de trabajo. ¿Te acuerdas de los audios que nos hicieron llegar de tu jefe hablando mal de ti en la campaña para la presidencia? ¿No? Pues acá te los dejo para que te acuerdes:

De la misma manera que me imagino que hay audios tuyos y de el hablando mal de mi, con palabras bastante soeces y de las cuales la junta editorial de FBNET me pidió editara y no compartiera. Una empieza con M y la otra con H… las dejo a la imaginación de muchos, pero muy probable que tu sabes cuales son. Claro, esas palabras las dirá el, no tu; tu eres una persona educada, y nunca te he escuchado hablar así de nadie, inclusive de Labrador. Pero el refrán de, dime con quien andas y te dire en quien te convertirás es muy poderoso en este momento.

Como guardia penal que eres, se que debes saber como funciona el pensamiento colectivo de una ganga. De la misma forma que muchos jóvenes con buenos padres terminan uniéndose a gangas que terminan destrosando su vida, de la misma forma funciona en otros ambitos. Ambitos corporativos, por ejemplo, donde el ambiente de trabajo puede llevarte a perder tu identidad propia y convertirte en un acolito que no cuestiona, y no tiene criterio propio. A pesar de que el individuo puede saber que algunas cosas no se deben hacer, sucumbe a la presión de grupo para quedar bien con su jefe o con el grupo.

¿Realmente pensaste que ofrecerle dinero a presidentes de clubes a cambio de que dejaran de comentar y apoyar a mi medio no llegaría a mis oidos? ¿En serio no ves lo problemático que es eso? Y estoy conciente de varios intentos de parte de ustedes de evitar que este medio pueda generar ingresos, como diciendo que ustedes tienen los derechos de transmisión de todo lo que es fútbol en Puerto Rico y que los clubes no pueden trabajar con nosotros.

No solo eso es una barrabasada increiblemente gigante, sino que los expone a ser demandados por, entre algunas cosas, interferencia en comercio interestatal, acciones monopolísticas entre otras cosas. Sin hablar de lo anti ético que es, y cuidado si no es una violación al Código de Ética de la FIFA.

Yo tuve mis luchas con Eric Labrador, pero el jamás llegó al punto al que ustedes han llegado.

Y no solo conmigo, ¿como es que no pueden contestarle en público a un jugador una queja? ¿No que eso era lo que Labrador hacía? No ser transparente, no contestar las quejas de los miembros de la comunidad que tienen derecho a voto (recuerda Tony, los jugadores votan y Laurita no será la delegada de ellos para siempre), y basicamente moverse en lo que le convenía a el y no al deporte.

Tony, yo se que te sientes traicionado por mi. Todavía no se que te hice, y si de eso quieres hablar tu sabes como contactarme. Pero mi pana, te has convertido en Labrador y ni te diste cuenta. Ya estás hecho todo un político, y tu jefe es similar a Ricardo Rosselló. Al igual que Rehoboam ignoró el consejo de los sabios a la muerte de su padre y solo escuchó el de los jóvenes inexpertos, de la misma manera tu jefe ha hecho. Lee en la biblia lo que le ocurrió a Rehoboam; solo mira lo que le pasó a Ricardo Rosselló si no quieres abrir el libro.

Ten cuidado Tony, yo no me he movido de donde siempre estado. El que se ha movido de la luz fuiste tu. Espero que te des cuenta de lo errado que han sido estos pasados meses y regreses a la luz, regreses a estar en lo correcto aunque el resto de tus nuevos amigos te den codo y te saquen del círculo. ¿De que te vale ganar toda la autoridad del mundo pero perder tu identidad en el proceso?

Atentamente,

Tu fiel amigo

Edwin Jusino

Comentarios

Comentarios