por Sergio Castro | Tarjeta Roja

07-28-10

Con una demostración de buen fútbol , categoría y aplomo, los Puerto Rico Islanders demostraron que no es el enemigo pequeño como muchos creían, bien lo dijo mi compañero Alejandro en la previa, este equipo especialista en dar sorpresas y vaya sorpresa nos regalo hoy a los fanáticos del deporte más bello del mundo. Con una demostración de toque, soltura y exquisitez en la definición, aplastaron contundentemente a una Galaxia que se topó con un hoyo negro. No encontró como descifrar el acertijo futbolero que planteo Colin ¨El General¨ Clark con un Marcos Vélez como hombre ancla dirigiendo la escuadra boricua, la inspiración de Addlery, el sacrificio de Foley, la sapiencia de la muralla Gaudette y el poema de Gol que nos regalo Hansen. Opacaron el trabajo de los mundialistas Edson Buddle y el mejor jugador de Estados Unidos, Landon Donovan.

El inicio el Islanders fue tímido. No fue hasta que llegó un corner donde se elevó Horst de tal manera sobre los demás que pegó un cabezazo certero, dejando a plácemes a un Foley que no desaprovechó una buena posición ante un mal despeje del portero y defensa del equipo local, y concretó, iniciando así lo que sería una gesta histórica en la franquicia. No pasó mucho cuando una gran jugada de Scott Jones habilitó perfectamente a Nick Addlery, quien no perdonó y ponía así el 2-0 del parcial con el que nos iríamos al descanso.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Algunos de los grandes hinchas de los Puerto Rico Islanders se dieron cita en Shannan’s Pub compartimos con ellos el juego. Ski, Yeivo, Lord, Canalla, Boricua, entre otros celebraban a gritos los goles y las tapadas de Gaudette.

Iniciando la segunda parte y con un planteamiento ofensivo, el cuadro naranja se encontró con un Joshua Hansen inspirado e hizo ponerse de pie hasta la hinchada contraria, ¡Golazo! Así con la mirada atónita de todos los incrédulos en la cancha del Galaxy celebraban muchos boricuas que se dieron cita en el estadio.

Aun faltaba la cereza del pastel con un contragolpe mortífero al mejor estilo Collin Clark, Nick Addlery pone de rodillas a una de las franquicias más fuertes de la MLS con un 4-0 no sorpresivo por lo que propuso y mostró la Tropa Naranja.

Ya en las postrimerías del juego y una gran jugada del Galaxy, se encontraron con un desvío de Martínez (quien jugó un gran juego y no por esto le restamos el mérito) que se metió batiendo la propia meta de Gaudette en una desafortunada jugada que le daría el marcador final al desafío.

Puerto Rico Islanders 4, L A Galaxy 1. La vuelta se jugará en el estadio Juan Ramón Loubriel en Bayamón, Puerto Rico el próximo Miércoles 4 de agosto donde tienen una cita para apoyar a la tropa naranja y revivir el cementerio centroamericano.

El Galaxy vendrá a morir en la cancha después de haber tenido la peor noche en la historia de su franquicia. Lo mejor que puede hacer la tropa naranja es presionar desde el inicio en busca de otro gol. Los Islanders no pueden pensar que la serie esta liquidada por que un equipo de esta envergadura vendrá a dar hasta lo último que le queda buscando el pase a la siguiente ronda de la Liga de Campeones de la Concacaf. Donovan abandoné el campo con lágrimas en los ojos y Bruce Arena con cara de muy pocos amigos ¿Habrán menospreciado el rival?

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorAddlery lifts Islanders by Galaxy
Artículo siguienteL.A. Galaxy humiliated by D-2 Islanders
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa