El mediocampista Jonathan Steele, aquí tras la eliminación ante el Impact de Montreal, es uno de varios jugadores claves sin contrato para la temporada del 2010. (Primera Hora / Juan Luis Martínez)

martes, 6 de octubre de 2009
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Lo que se supone que fuera una temporada de ensueño para los Islanders de Puerto Rico, terminó en medio de desilusión y tristeza.

A pesar de ser favoritos para alzarse con el campeonato de la United Soccer Leagues (USL), el club boricua vio esfumarse la posibilidad de alzar su primera corona al caer eliminado el pasado domingo en las semifinales ante el Impact de Montreal.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Tras la derrota, reinó una sensación de insatisfacción dentro de la organización y en el camerino por no poder cumplir con la meta trazada.

Sin embargo, el técnico Colin Clarke resaltó la importancia que significa para el equipo haber tenido oportunidades reales de alcanzar el campeonato de la USL.

“Pusimos nuestras metas bien altas este año tras la exitosa pasada temporada. (Eliminarse) puede ser un paso hacia atrás, pero todavía hay mucho positivo de esta temporada. Ahora somos un club que todo el mundo le teme, un club que va a competir por trofeos y honores todos los años, mientras que hace tres años ése no era el caso. El club ha crecido mucho, es importante que reconozcamos eso, y a pesar de que duele mucho ahora mismo, hay que mantenerse fuerte y ser positivo”, expresó ayer Clarke a Primera Hora.

Sin embargo, otros como el vicepresidente de operaciones, Isaac Nieves, no fueron tan optimistas. “ Tranquilo no estoy, conforme no estoy y esperaba más de este equipo. En el equipo tienen que haber cambios”, dijo Nieves.

Trabajo por delante

Luego de recibir al Crew de Columbus el 20 de octubre en la última jornada de la Liga de Campeones de la Concacaf, la gerencia y el cuerpo técnico se enfocarán en confeccionar la plantilla para el 2010.

El trabajo será difícil, ya que jugadores claves como Cristian Arrieta, Jonathan Steele y el portero Bill Gaudette no tienen contrato para el año que viene.

Sin embargo, la Junta de Directores confía en que la mayoría de los jugadores decidirán quedarse en la Isla.

“Ellos (los agentes libres) pueden ser parte de algo excelente y único, donde compiten por la liga y en la Concacaf, o pueden irse a otra parte”, enfatizó el presidente Andrés Guillermard, quien ratificó su confianza en el trabajo de Clarke.

“En los últimos tres años, siempre hemos estado entre los mejores cuatro de la liga y ahora entre los 16 de la Concacaf”, subrayó.

Comentarios

Comentarios