Andrés Cabrero y Cristian Arrieta de los Islanders conversan en el salon comedor a sólo horas del partido frente al equipo de Cruz Azul para disputar el pase a la serie final de la Liga de Campeones de la Concacaf. (Primera Hora / Juan Luis Martinez Perez)

martes, 7 de abril de 2009
Actualizado hace 3 horas (11:20 a.m. )
Esteban Pagán Rivera / Enviado especial /Primera Hora

A sólo horas de enfrentar al Cruz Azul en el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones de la Concacaf, los jugadores de los Islanders de Puerto Rico se mostraron llenos de optimismo y con ansias de tomar la cancha del estadio Azul.

Durante la mañana de hoy los jugadores y técnicos de la “Tropa Naranja” se reunieron para desayunar en el restaurante del hotel donde se hospedan. Los primeros jugadores en llegar al comedor fueron el puertorriqueño Andrés Cabrero y el defensa Cristian Arrieta, quien no piensa en otra cosa que en el partido.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

“Me acosté como a las 10:30 de la noche y a las 6:00 de la mañana ya tenía los ojos abiertos”, dijo con evidente entusiasmo.

La plantilla y cuerpo técnico descansará durante la mañana y a las 2:10 de la tarde, hora de Puerto Rico, se reunirán para dar una breve caminata por la ciudad e ir a almorzar. Luego, esperarán que llegue la hora para partir hacia el estadio Azul.

“Nos espera un largo día, el juego es a las 9:00 de la noche (10:00 p.m. de Puerto Rico) y estamos esperando que llegue, estamos emocionados”, sostuvo el capitán Noah Delgado.

“Todos se sienten bien, estamos listos, hemos estado esperando por esto por algunas semanas y ya es hora de que juguemos”, dijo por su parte el defensa John Krause.

La “Tropa Naranja” ganó el partido de ida, 2-0, por lo que el Cruz Azul necesitará una victoria de tres goles o más para avanzar a la final de la Liga de Campeones.

Comentarios

Comentarios