El asistente técnico Adrian Whitbread, de espaldas, dirige un ejercicio durante el entrenamiento de ayer de los Islanders en el estadio Juan Ramón Loubriel. La práctica fue liviana y duró poco más de una hora. (Primera Hora / José L. Cruz Candelaria)

martes, 22 de septiembre de 2009
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Llegó la primera “final” de la temporada para los Islanders de Puerto Rico.

Con tan sólo un punto sumado en las primeras tres jornadas de la fase grupal de la Liga de Campeones de la Concacaf, la Tropa Naranja está obligada a ganar esta noche cuando reciba al Deportivo Saprissa de Costa Rica en el estadio Juan Ramón Loubriel (8:00 p.m.).

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Una derrota o un empate dejaría al club boricua con un pie fuera de la máxima competencia regional de clubes, apenas cinco meses después de caer eliminados en la semifinal de la pasada edición del torneo.

A pesar del cansancio que reina en las filas naranjas, y el comienzo de la postemporada de la United Soccer Leagues (USL) a la vuelta de la esquina, los Islanders saldrán hoy a dejarlo todo en el campo.

“Vamos por la victoria y lo vamos a dar todo. Queremos pasar a la próxima ronda, así que daremos todo lo que sea necesario para obtener el resultado mañana (hoy)”, aseguró ayer el delantero Fabrice Noel tras el entrenamiento en el Loubriel.

Será el segundo encuentro del año entre el club tico y los naranja. El pasado 25 de agosto, los “morados” se llevaron una victoria 3-1, en partido celebrado en San José, Costa Rica. Sin embargo, los Islanders confían en que la historia sea distinta en suelo boricua.

“No le tememos a nadie en nuestro campo. Al frente de nuestra fanaticada somos un equipo bien complicado”, expresó por su parte el director técnico Colin Clarke.

Sin embargo, el técnico naranja también tiene en su mente el partido del próximo jueves, cuando los Islanders visiten a los Rhinos de Rochester para iniciar los cuartos de final de la USL. Clarke considera darles descanso hoy a algunos jugadores titulares, pero sus pupilos piensan distinto.

“Son jugadores y quieren jugar, eso hace la decisión más difícil. Muchos de ellos están cargando lesiones que necesitan descanso, pero no lo van a tener. Lucharemos contra eso”, subrayó Clarke.

“La Concacaf ya no está en nuestro control, estamos dependiendo de otros resultados y eso complica las cosas, pero pondremos un equipo que nos pueda obtener un resultado, un equipo competitivo, todavía vamos por la victoria”, concluyó.

SAPRISSA LLEGA MAL

Por su parte, el Saprissa llega tras una mala semana en la que tuvo dos empates en su liga y una derrota ante Columbus en la Concacaf. En cuanto a la plantilla, no viajaron Walter Centeno por tarjetas amarillas y Alonso Solís, César Elizondo y Fausto González por lesión.

Comentarios

Comentarios