miércoles, 29 de julio de 2009
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

La pasada Liga de Campeones de la Concacaf brindó grandes memorias para los Islanders de Puerto Rico y todos sus seguidores.

Sin embargo, la gran actuación de la Tropa Naranja en la pasada edición de la “Concachampions” quedó atrás, y esta noche el club puertorriqueño empezará desde el principio otro posible recorrido por las canchas de los mejores clubes a nivel regional, cuando visiten al Toronto FC en el partido de ida de la ronda preliminar del torneo.

El ganador de esta serie, a dos partidos, avanzará a la fase grupal de la Liga de Campeones, donde se unirá en el Grupo C al Crew de Columbus (MLS), Deportivo Saprissa (Costa Rica) y el ganador de la otra ronda preliminar entre Cruz Azul (México) y Herediano (Costa Rica).

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El pareo tiene un sabor especial para la afición boricua, ya que precisamente en el Toronto FC es que milita el único puertorriqueño activo en la MLS, el defensa Marco Vélez.

El carolinense, quien llevó la banda de capitán de la selección puertorriqueña durante las eliminatorias mundialistas de la Concacaf el año pasado, jugó del 2005 al 2007 con los Islanders y luego pasó a las filas del Toronto FC.

De hecho, varios jugadores aún mantienen una fuerte amistad con Vélez, como el capitán Noah Delgado.

“Varios de nosotros lo visitamos anoche (lunes); fuimos a su casa y nos cocinó arroz con habichuelas. Él está muy emocionado y hablamos sobre el partido, pero los dos somos muy competitivos. Nuestra amistad es una cosa, pero cuando llegas al campo, es hora de jugar”, contó Delgado ayer a Primera Hora vía telefónica.

Sin embargo, será la ofensiva de los reds lo que cause la mayor preocupación a la Tropa Naranja. Liderado por el estelar mediocampista Dwayne de Rosario (siete goles, tres asistencias), el Toronto FC ha marcado 27 goles en 19 partidos de MLS.

No obstante, los naranja ripostarán con una defensa que ha acumulado cinco blanqueadas en sus últimos seis partidos en la United Soccer Leagues.

“Son muy buenos atacando y tienen muchas armas ofensivas con las cuales vamos a tener que lidiar. Van a jugar frente a un público que va a ser muy hostil, el estadio (BMO Field) tiene una gran atmósfera. Su marca en casa es muy buena (5-3-3), no muchos equipos llegan aquí y se llevan un buen resultado”, señaló el director técnico de los Islanders, Colin Clarke, vía telefónica desde Toronto.

“Pero hemos preparado un plan de juego para detenerlos y a la vez salir a causar problemas”, añadió Clarke, quien no dirigirá el equipo esta noche, al cumplir una suspensión por su expulsión en el partido final de la CFU. Adrian Whitbread fungirá como director técnico.

Además de controlar a la explosiva ofensiva del TFC, los Islanders tendrán que lidiar con el cansancio, ya que el equipo ha estado viajando desde la primera semana de julio, sin regresar a la Isla. El choque de esta noche será el noveno en línea fuera del estadio Juan Ramón Loubriel.

Sin embargo, los jugadores aseguran estar listos para el reto de frente.

“Para nosotros, es el partido más importante de la temporada. Siempre vamos con todo y como sabemos no va a ser fácil, pero podemos sacar un buen resultado”, dijo el defensa Cristian Arrieta.

El partido de vuelta será el próximo martes en el estadio Juan Ramón Loubriel.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorToronto, Islanders have issues heading into clash
Artículo siguienteIslanders open second CCL campaign
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa