Alejandro de la Campa, Director de FEMA para Puerto Rico en el COE situado en el Centro de Convenciones. por Edwin R. Jusino

Miércoles 27 de septiembre de 2017
Edwin R. jusino | FBNET

San Juan, Puerto Rico- La Administración Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) cubrirá los costos de reparación de facilidades deportivas que estén en terreno público tras paso del Huracán María.

Así lo dejó saber Alejandro de la Campa, Director de FEMA para la Región II, a FBNET en entrevista desde el Centro de Operaciones de Emergencia del gobierno central localizado en el Centro de Convenciones Pedro Rosselló González.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

«Todo eso lo estamos canalizando con los municipios. Si es una facilidad estatal las agencias estatales van a hacer esas reclamaciones. Es un proceso que ya comenzó y que ya se está llevando a cabo. Son las facilidades públicas deportivas las que pueden hacer el reclamo a FEMA a través de las agencias estatales que son dueñas de esas propiedades» dijo De la Campa a FBNET.

«Estos complejos, a medida que va pasando el tiempo, hacemos los reclamos correspondientes a nuestras compañías de seguro y entonces se procede a emitir subastas para las reclamaciones. En el caso del Bayamón Soccer Complex, ayer (lunes) el presidente del club, Alberto Santiago nos llamó y nos pidió autorización para con un grupo de padres ellos pudieran ir trabajando en el complejo y le dijimos que con mucho gusto. Porque la ayuda de la ciudadanía, como ha pasado en urbanizaciones, es bienvenida» dijo por su parte el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera hijo, el pasado martes a FBNET en una entrevista exclusiva.

Por tanto, hay buenas noticias para la mayoría de los clubes de Puerto Rico que tienen sus sedes en propiedades estatales o municipales. Tal como el complejo del Estadio Metropolitano, que sirve como sede para el Metropolitan Football Academy que recibió daños estimados en unos $15,000, sin obviar los miles de dólares en daños que recibió el Juan Ramón Loubriel y las otras facilidades de Bayamón.

 

Comentarios

Comentarios