No hay canchas, pero sí hay 30 clubes y unos 3,200 jugadores inscritos en el Torneo
 
Por Luis Santiago Arce / larce@elnuevodia.com
Han tenido un crecimiento inmenso, saludable y hasta cierto punto desenfrenado, que les ha creado algunos dolores de cabeza a sus organizadores, aunque parecen manejarlo con gusto por el desarrollo del deporte.
“Canchas, no tenemos canchas. La falta de canchas es lo que más nos afecta porque el arbitraje se pudo solucionar y la logística está bien”, dijo el secretario de la Liga Metropolitana de Fútbol, Eugenio Díaz, a El Nuevo Día en medio de la tanda inaugural del Torneo Primavera 2011 en el Parque Josefa Fontán -La Merced-, de Hato Rey.

La solución, ante el enorme volumen de participantes, ha sido celebrar juegos los sábados en ocho canchas simultáneas y en siete instalaciones los domingos, con acción de la categoría U20 durante la semana.
“Si no lo hacemos así, no terminamos”, subrayó Díaz, encargado de la logística técnica del torneo.
Y dar una vuelta por cualquier cancha parece ser la mejor muestra de satisfacción. Ni tan siquiera la distancia parece ser mayor impedimento. Aunque su nombre dice ‘metropolitana’, la Liga se ha extendido a toda la Isla para convertirse, quizás, en la principal organización de fútbol infantil y juvenil del país.
Este año ha iniciado con cifras máximas de 30 clubes y unos 3,200 jugadores inscritos en categorías por edades desde U5 hasta U20 y acción hasta el 29 de mayo.

Fiebre expandida

La lista de nuevos participantes incluye siete clubes debutantes: Yunque (Río Grande), Mirabelli (Carolina), Ponce, Sport for Nation (Humacao), Taurinos de Cayey, Puerto Rico United (Aguada) y Guayama, que sólo estará activo en la rama femenina.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Ya habían entrado Arecibo Islanders, Alianza de Mayagüez (Indios y Yagüez), Fénix de Vega Baja, Caguas Bairoa y Pumas de Guayanilla, entre otros.

“Venimos buscando la liga que nos va a desarrollar y que nos mantiene en competencia para ir subiendo el nivel de juego de los nenes”, precisó el entrenador del equipo U9 de Guayanilla, Javier Flores. “En un principio fue un poquito tedioso por la distancia, pero ya que nos probamos en nuestro primer semestre (otoño 2010), ya muchos papás están de acuerdo con la Liga Metro”, agregó.

El aumento en participación es notable cada semestre. La matrícula acaba de subir de 2,700 en el pasado torneo otoñal a más de 3,200 al presente, incluyendo 32 equipos en U11, repartidos en tres divisiones (12 en A, 10 en B y 10 en C).

“El futuro de la selección nacional U17 de Puerto Rico en cuatro años está ahí”, puntualizó Díaz.
La tendencia de crecimiento parece tener una explicación. “La clave ha sido la seriedad con que se trabaja, la puntualidad de los juegos y la formalidad con la que opera la Liga. Eso lo resume todo. Estamos bien complacidos y orgullosos de este desarrollo y por tener el reconocimiento de la comunidad futbolística a nivel nacional”, afirmó el vicepresidente de la organización, Norman Morales, agradecido por el respaldo de la empresa privada y agencias gubernamentales. “Necesitábamos un proyecto de impacto a largo plazo para que los niños se mantuvieran jugando un tiempo prolongado”, añadió.

A lo largo del torneo habrá acción en 17 canchas (Añasco, Arecibo Rodríguez Olmo, Barbosa, Bairoa, Bayamón Calcaño, Bayamón Honda, Complejo Bayamón, Don Bosco, Dorado, Fraigcomar, La Merced, Tortuguero Vega Baja, UPR-Río Piedras, Villa Andalucía, Quintana, Rincón y Guaynabo Torrimar, cuyo reconstruido y remozado campo de juego será oficialmente reinaugurado este jueves con una ceremonia a las 7:00 p.m.

Las mejoras, que incluyen la instalación de alumbrado y verja de seguridad, se hicieron con fondos privados del club Conquistadores de Guaynabo, informó su nuevo director técnico, Sergio Castro.

Comentarios

Comentarios