Anuncio
¡Haz click para más información!
Dibujo representativo extraido del Blog de Ándres.

San Juan, Puerto Rico- Hay un problema serio en el fútbol de nuestro país que muy poco se dialoga o se habla en las ésferas de poder del deporte. A pesar de que no se habla sobre ello, en nuestro fútbol han habido abusos sexuales y es un problema del cual no se le ha prestado la atención que merece.

El año comenzó con la noticia en los Estados Unidos sobre la sentencia de 40-175 años al doctor Larry Nassar por abusar sexualmente de unas 150 atletas de gimnasia por las pasadas 2 décadas. Lo que planteó la pregunta ¿pudiera estar pasando esto en el fútbol de Puerto Rico?

Larry Nassar al ser sentenciado. Por TMZ

Recientemente llegó a conocimiento de FBNET diversas historias sobre actos lascivos perpetrados por técnicos hacia menores de edad aquí en la isla. Algunos casos alegadamente fueron informados a la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), mientras que otros simplemente habían sufrido en silencio, sin haberle dicho tan siquiera a sus padres lo acontecido.

Anuncio
¿Quieres lograr obtener una beca deportiva o jugar en el exterior en algún club? ¡Solicita nuestro servicio de video perfiles hoy! Visita nuestro shop y escoge entre nuestras opciones. Haz click en la silueta.

Uno de estos casos es el de María (nombre ficticio) quien a sus 17 años fue forzada a tener una relación sexual no consentida con el asistente de su entrenador de su club.

“Todo empezó cuando el me pidió el número porque su hermano, el coach, no podía llegar a varios partidos y él se iba a hacer a cargo. Entonces me escribe informándome de lo que se iba a hacer para la transportación de ese partido, y luego comienza a hacerme preguntas personales” relató María a FBNET, tras consentir a relatar su historia 7 años despues de haber ocurrido. María era la capitana de su equipo, por lo que existía contacto directo entre los dirigentes y ella.

“Entre pregunta y pregunta me termino diciendo que solo se casó con la esposa porque la preño. Pintando como si su matrimonio no le importaba porque no la quería, que solo se caso por su hijo. Pues yo, con el mismo amor con que yo trato a los demás, lo escuché. No lo podía aconsejar bien porque, pues, no se lo que es estar casada, pero traté de decirle cosas positivas” dijo María.

“Después de estar escribiéndome comenzó a buscarme cuando estaba en el parque, hasta que comenzó a esquinearme o alarme a lugares aislados. Me besaba y tocaba, al principio yo resistía y llegó un punto donde ya me dejé llevar” dijo María al enfatizar que en ningún momento accedió verbalmente a que el comenzase a tener relaciones con ella.

“El trato de forzarme a hacerle sexo oral, al cual le dije que no y se molestó. Tenía de ponerse agresivo cuando me negaba” enfatizó.

“Nunca había llegado tan lejos, y tampoco planeaba llegar a eso. Entonces (el) sexo para mi dejo de ser algo intimo o especial. Me dio asco y me ví acostándome con chicos para ver si teniendo relaciones sexuales con alguien que quería se me quitaba el miedo o asco que tenía” relató la ex jugadora hoy estudiante universitaria cuando se le preguntó como el evento afectó su vida.

Al preguntársele sobre síntomas o señales que los padres pudieran estar pendientes, María dijo: “Mis padres se dieron cuenta que había algo raro en él muy tarde. No importa si una ya estaba en cuarto año, uno no sabe que hacer en esas situaciones. Los padres no deben sencillamente asumir que sus hijos van a estar en buenas manos porque es atleta, que uno es fuerte o bastante “grande” para defenderse. A veces no es la amenaza física que nos afecta, pero la emocional”.

Según la jugadora, ella entiende que casos como el de ella “sucede mucho, especialmente como atleta femenina”.

El caso de María no es el único. Según información hecha llegar a FBNET en los pasados años, han habido quejas realizadas por jugadoras de la Selección Nacional de Puerto Rico a la FPF de esta índole, sin embargo es muy poco lo que ha hecho la entidad rectora.

Diversas fuentes han comentado a FBNET de que en las Selecciones Nacionales, bajo diversos técnicos y personales administrativos, alegadamente, se han realizado pedidos de favores sexuales para entrar o mantener sus puestos en la Selección o para conseguirle espacio en el exterior.

Según Miguel Cornejo, miembro del Comité Ejecutivo de la FPF, dicho organismo no tiene constancia de que hayan querellas oficiales ante la FPF.

“En años recientes, la FPF no ha recibido, por parte de jugadores o sus padres, querellas formales con relación a conductas de acoso, abuso o agresión sexual por parte de técnicos, entrenadores u oficiales” dijo por su parte José Solá, Secretario General de la FPF.

“La Federación tiene que castigar al individuo, y luego enviarlo a FIFA para que sea expulsado de por vida” dijo el ex Secretario General de la FPF, Frankie Gautier, a preguntas de FBNET sobre el procedimiento que provee los estatutos de la FPF para aclarar casos como estos. “Si el club está afiliado a la FPF, tiene que ajustarse a las reglas y procedimientos” dijo Gautier, cuando se le preguntó sobre casos como el de María que fue en un club.

“En caso de recibir una querella formal por conductas de este tipo en contra de un jugador, la FPF se remite al protocolo establecido por las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y las disposiciones del Código Penal. Además, todos los técnicos, entrenadores u oficiales de las Selecciones Nacionales están sujetos al Código de Ética de la FPF, de CONCACAF y de FIFA. Y por afiliación, a aquellos reglamentos pertinentes que emitan el COPUR y el DRD” añadió Solá en cuanto al protocolo establecido por la FPF para atender estos casos.

“Toda agencia gubernamental, privada o entidad está obligada a tener un protocolo para el manejo, donde coexista la agresión sexual, el abuso sexual, la violencia doméstica, el “sextortion” (o extorsión sexual via medios cibernéticos), el hostigamiento sexual, entre otras modalidades acorde a la ley, conforme a la exposición de motivos de la ley 54 y otras establecidas por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico en protección de los derechos humanos como las leyes que protegen la violencia de género” expresó Liliette Borralí, Directora Ejecutiva de la Fundación Deportiva Omar Borralí, quien es intersesora legal en casos de agresión sexual y violencia doméstica quien estuvo destacada en el CIC de Caguas.

“Es importante mencionar que la Oficina de la Procuradoría de la Mujer, en su protocolo interno, y el poder adjudicativo del estado, a través de una órden ejecutiva, multan de $10,000 a $20,000 a todo aquel que incumpla el protocolo establecido. Inclusive, en nuestras leyes, es delito no reportar estos casos conforme al Jeanne Clearly Act, y el Código Penal de Puerto Rico. Cualquier delito de violencia sexual, agresión, acoso, actos lascivos, y abuso sexual, en síntesis, todo acto por cualquier modo o forma que cause a otra parte una lesión a su integridad corporal o emocional” enfatizó Borralí.

“Lamentablemente, mientras la política pública, el Departamento de Justicia y otros entes comunitarios y de cambio social no protejan las víctimas, perpetúan y queden impune los casos, seguirán en aumento; y la cultura del silencio ante la agresión sexual o cualquier otro tipo de conducta que atente contra la integridad entiendase en la modalidad sexual” relató Borralí a preguntas de FBNET sobre casos o quejas en la Selección Nacional femenina.

Por otra parte cuentan fuentes, que pidieron mantenerse en anonimato, que al final de los 1990’s y principios de los 2000’s, ocurrió el caso de Ricardo (nombre ficticio) que tenía su equipo en la zona metropolitana, y que tuvo relaciones sexuales con una de sus jugadoras, y terminó embarazandola. La jugadora tenía alrededor de unos 15 años de edad, y era lo que hoy en día se consideraría una joven de alto riesgo. Este caso es lo que se considera una violación técnica ya que la víctima estaba debajo de la edad de consentimiento. Ricardo terminó casándose con la joven.

Según la Ley 146 de 2012, en su Artículo 130, la agresión sexual es definida como: “Toda persona que a propósito, con conocimiento o temerariamente lleve a cabo, o que provoque que otra persona lleve a cabo, un acto orogenital o una penetración sexual vaginal o anal ya sea ésta genital, digital, o instrumental, en cualquiera de las circunstancias que se exponen a continuación: (a) Si la víctima al momento del hecho no ha cumplido dieciséis (16) años de edad, salvo cuando la víctima es mayor de catorce (14) años y la diferencia de edad entre la víctima y el acusado es de cuatro (4) años o menos. (b) Si por enfermedad o incapacidad mental, temporal o permanentemente, la víctima está incapacitada para comprender la naturaleza del acto en el momento de su relación. (c) Si la víctima fue compelida al acto mediante el empleo de fuerza física, violencia, intimidación o amenaza grave o inmediato daño corporal. (d) Si la víctima se le ha anulado o disminuído sustancialmente, sin su conocimiento o sin su consentimiento, su capacidad de consentir a través de medios hipnóticos, narcóticos, deprimentes o estimulantes o de sustancias o medios similares. (e) Si a la víctima se le obliga o induce mediante maltrato, violencia física o psicológica a participar o involucrarse en una relación sexual no deseada con terceras personas.”

Para el Comité Olímpico Internacional, el acoso sexual es definido como comportamiento hacia un individuo o grupo con comunicación verbal o no-verbal o comportamiento físico sexualizado, con o sin intención, legal o ilegal, que se basa en el abuso del poder y la confianza. Abuso sexual, por su parte, involucra cualquier actividad sexual donde el consentimiento no se puede o es imposible otorgar.

Por otra parte Katherine Starr, fundadora y presidenta de la organización no gubernamental Safe4Athletes y ex nadadora olímpica, 90% de los casos de abuso sexual en los deportes son entre un hombre adulto y una joven o adolescente. El restante 10 porciento se divide entre adulto mayor y joven o adolescente masculino, adulta mayor y joven o adolescente masculino, adulta mayor y una joven o adolescente femenino.

En el citado artículo del Huffington Post, Starr describe lo que se llama la Violencia Doméstica de Atletas (ADV por sus siglas en inglés), que lo define como: “un atleta en una “percivida relación” con un entrenador y que puede involucrar la edad de consentimiento o no. Esta dinámica se desarolla sin importar la edad. Los estándares profesionales establecen que mantener una “relación romántica” nunca es apropiada, ya que el entrenador siempre tiene la ventaja del poder estructural sobre un atleta que compite”.

Según las estadísticas más recientes de la Policía de Puerto Rico es de “56 violaciones sexuales por cada 100,000 habitantes” o “5 víctimas diarias”. Entre los años 2010-2014 se recibieron 4,615 querellas de delitos sexuales y solo informan el 30% de las víctimas reales. Según el citado documento, el 92% de los casos la víctima conoce a su agresor, siendo en un 35% el agresor un familiar, un 27% un conocido, y un 2% un maestro.

En las estadísticas del Departamento de Educación “para el año 2013 alrededor de 8,282 estudiantes en las escuelas públicas reportaron ser sobrevivientes de una violación en algún momento de sus vidas y 6,821 estudiantes reportaron haber sido víctimas de violencia sexual en citas en los 12 meses previos a la entrevista”. Según dichas estadísticas, “la prevalencia de agresión sexual en los estudiantes de escuela superior del sistema público de Puerto Rico ha ido en aumento en los pasados 7 años, de un 5.3% en el 2009 a un 6.8% en el 2013”.

Actualmente no existen estadísticas claras sobre cuan prolífico es el problema en el deporte puertorriqueño en general, y en el fútbol en particular. Sin embargo, la trabajadora social, la Sra. Borralí manifestó que aunque en la Policia de Puerto Rico no existen las estadísticas representativas, ya que 1 de 5 mujeres es agredida sexualmente, existe actualmente casos del Albergue Olímpico en proceso judicial donde las víctimas no acceden a los recursos de la policia.

Sin embargo, si hay estadísticas provistas por Safe4Athletes.org, que indican que el 27.47% de las atletas que representan a los Estados Unidos a nivel nacional, internacional o hasta profesional han sufrido abuso sexual. En cuanto a los atletas varones, solo el 8.3% han sufrido abuso sexual.

En cuanto a la prescripción de los crímenes de violación y otros considerados como abusos sexuales, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares recientemente como el pasado 30 de enero de 2018, firmó en ley el P del S 242, de autoría del senador Carmelo Ríos, que entre sus disposiciones dice: “que los delitos de incesto, agresión sexual, actos lascivos, trata humana, secuestro agravado, utilización de un menor para pornografía infantil, entre otros delitos relacionados, no prescribirán cuando la víctima sea menor de 18 años”.

Hoy en día para recibir la licencia de entrenador del Departamento de Recreación y Deportes, y de las distintas categorías de la FPF y CONCACAF, se tiene que presentar un certificado de antecedentes penales y ofensores sexuales. Lamentablemente ¿como protege este procedimiento a potenciales víctimas de ofensores que no han sido procesados o identificados? Ciertamente, la FPF no expide estos documentos a ofensores sexuales con record, pero ¿y los que no han sido sentenciados?

La ahora candidata a la presidencia de la Federación Estadounidense de Fútbol, medallista de oro y ex portera de la Selección Nacional de fútbol femenino de los Estados Unidos, Hope Solo, recientemente en una entrevista dijo: “Esto pasa en todos los niveles, desde arriba hacia abajo. De hombres blanco poderosos a mujeres, esto pasa en todos los lugares… Me siento decepecionada en la falta de atletas femeninas, particularmente en el mundo del fútbol, que no han contado sus historias”.

“Yo tuve una experiencia con el hombre más poderoso en ese momento (en referencia a Sepp Blatter), pero no quiero quitar de perspectiva que también pasa entre compañeras de equipo” puntualizó Solo.

Vea la entrevista en el video acontinuación.

¿Porque no se reportan más casos sobre las diversidad de modalidades de violencia de género en el deporte? Se lo preguntamos a la trabajdora social e intersesora sexual, Liliette Borralí y dijo: “El sistema patricarcal de la democracia en nuestro territorio es uno revictimizante, prejuiciado, que perpetua la violencia en todas sus modalidades y justifica al agresor desde la construcción social machista hacia ambos géneros. Además, porque existe otro factor: existen pocos profesionales con esa expertís en el país”.

FIFPro promueve la creación de protocolo entre sus miembros

La FIFPro, la unión principal de jugadores profesionales internacional, desde el pasado año 2017 ha estado promoviendo entre las distintas uniones de jugadores nacionales la creación de estos protocolos.

“Hasta el momento, se reporta que las uniones de jugadores de Inglaterra y Holanda, en colaboración con sus respectivas asociaciones, han puesto en efecto mecanismos para prevenir y educar a sus jugadores desde temprana edad. Esto a raíz del gran número de reportes de abuso sexual reportados en ambos países” dijo Solá a FBNET.

“La FPF, como parte de su restructuración interna, se encuentra trabajando actualmente con la actualización y creación de reglamentos que siguen la iniciativa de FIFpro, para identificar estos casos y  poder trabajarlos de forma segura con nuestros jugadores, y con las autoridades estatales pertinentes” concluyó el Secretario General.

Lamentablemente, en Puerto Rico, la Asociación de Jugadores y Jugadoras de Fútbol no ha tomado un rol protagónico en la defensa de los derechos de los jugadores como en otros paises, y ciertamente una Asociación fuerte pudiera ser parte de la solución al problema.

El problema no está en las manos de la FPF resolver, puesto a que se necesita que las víctimas llenen querella administrativa y enfrenten un proceso administrativo contra su agresor. Ese proceso, en nuesta sociedad, las expone a ser revictimizadas por que muchos de los agresores a veces son considerados como ejemplares, o vacas sagradas.

Es la responsabilidad de los padres, técnicos, y hasta los propios jugadores de estar pendiente a situaciones que pudieran ser sospechosas y de dar la voz de alerta. Los padres deben tener conversaciones con sus hijos sobre estos temas y estar pendientes de ellos en todo momento.

“Tenemos que romper con el constructo social de que es un asunto privado cualquiera de estas conductas, que incluidas en el Código Penal, son consideradas delitos criminales y no un asunto privado. Es importante mencionar que a través de las redes sociales se pueden dar estos crímenes. En el año 2015, destacada como intersesora legal en casos de agresión sexual en el CIC de Caguas, se radicó el primer caso de “sextortion” con la fiscal Cristina Caraballo y el ICE, de una víctima adulta” enfatizó Borralí.

Terminamos con la historia del futbolista inglés Paul Stewart, que narra su historia y explica en sus palabra lo que es “grooming” de un joven:

“No teman, no están solas. Su cuerpo es su propiedad y no merece ser utilizado por recibir algún posicionamiento” enfatizó Borralí quien dijo que se representarán a las victimas con la confidencialidad que establece los cánones de ética y respetará la autodeterminación de las víctimas que no quieran radicar cargos criminales, excepto en menores de edad.

La Fundación Deportiva Omar Borralí ofrece intervención inmediata, ya sea para la víctima o algún manejo de casos en cualquier club, liga, o la Federación. Promueven la paz, el respeto, la dignidad a la vida, comenzando con la justicia social y derechos y trata humana. Se pueden comunicar a custodia246@gmail.com o a través del perfil de Facebook de la Fundación.

También pueden comunicarse con FBNET al correo electrónico futbolboricua@gmail.com donde se le referirá a la Sra. Borralí todo caso o solicitud de información de manera confidencial.

 

Comentarios

Comentarios