por Eric Pabón

Sábado 12 de agosto de 2017
Edwin R. Jusino | Desde la Tribuna

El pasado lunes 7 de agosto la Puerto Rico Soccer League (PRSL) y la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) llegaron a unos pre-acuerdos en relación a la normalización de las relaciones entre ambas entidades. Tanto la PRSL como la FPF se han dado cuenta que la guerra no puede continuar, y que para que el fútbol superior pueda volver hacer el brinco al profesionalismo, se necesita unidad de propósito.

Esta unidad de propósito es una donde tanto la PRSL como la FPF deben trabajar en harmonía. Si la FPF genuinamente desea el crecimiento del fútbol en Puerto Rico tiene que trabajar con aquellos que ciertamente deseamos que el fútbol mejore y esté en los lugares de donde sabemos que puede volver a estar.

La historia reciente del fútbol superior en Puerto Rico ha sido llena de discordia, peleas, chismes, politiquería, y podemos seguir dando adjetivos, de ambas partes. “No me gusta que haya competencia directa en mi pueblo por tanto me voy para otra liga” o “no quiero jugar en X liga por que X persona está allí”. ¿De verdad pensamos que actuando como niños prebuscentes vamos a poder crear una industria con movimiento importante económico?

Por tanto, aplaudo los esfuerzos de acercamiento que se estén realizando entre la única liga superior que ha podido realizar competencias consistentemente desde el 2014 sin fallar.

Como parte de este acercamiento tanto la FPF, como la PRSL, deberían llegar a un acuerdo para que el torneo superior amateur que se desea celebrar de mediados de este semestre hasta mayo sea un proyecto en conjunto que de paso a que de aquí a septiembre de 2018 el nuevo torneo profesional que se está planificando por los esfuerzos del presidente de la PRSL, Joey Serralta, pueda arrancar por todo lo alto. Despues de todo, en el 2007 se celebró un campeonato en conjunto entre la Liga Premier y la Liga Mayor que fue el último antes de la inauguración del torneo profesional de primera división de la Puerto Rico Soccer League.

La historia es cíclica. Todos queremos ver nuestro fútbol llegar a nuevas alturas, y lograr ser la nueva Jamaica del Caribe (para leer esa columna presiona aquí). Señores federativos, por favor. Hagamos lo mejor por nuestro fútbol. Hagamos este sueño realidad.

Para leer más sobre los planes de la PRSL:
1. La PRSL viene en grande.
2. Serralta propone concepto híbrido de liga mancomunada a los clubes

Comentarios

Comentarios

¡Haz click aquí para más información sobre como MMM puede ayudarte a ti o un miembro de tu familia!