Shek Borkowski. Extraida COPUR (AP Photo/Joe Raymond)

Lunes 24 de julio de 2017
Edwin R. Jusino | FBNET

La era de Shek Borkowski frente a las selecciones nacionales femeninas comenzó con el pie izquierdo ya que la Selección Sub20 femenina falló de adelantar a la segunda ronda, en lo que en papel se suponía que fuera una llave más que accesible. No solo eso, por primer vez en la historia perdemos contra la República Dominicana en categoría femenina.

Ahí está el resultado del panismo que tanto afecta al fútbol femenino de Puerto Rico. Si no eres amiga de X o Y no te toman en consideración por más talentosa que seas.

Es una pena que de haber venido de clasificar a un pre-olímpico, los cambios y la incertidumbre en el cuerpo técnico hayan pasado factura. Borkowski fue anunciado en el mes de febrero, e incluso hizo una gira de amistosos por Estados Unidos con jugadoras de la mayor y de la Sub20. Por tanto, no se puede decir que no se le brindó el tiempo necesario para conocer, y buscar el mejor talento. Incluso el mes de junio se realizaron visorías abiertas para escoger “lo mejor de lo mejor”, que significó traer jugadoras desarolladas en Estados Unidos y descendientes de boricuas situadas allá.

El problema no son las jugadoras que se vistieron la franela nacional y nos representaron dignamente, que no se mal interpreten mis palabras. El problema está en el cuerpo técnico, que a pesar de ser alabado y presentado por cierto medio de comunicación como el gran salvador del fútbol femenino y aquel que haría historia, ha resultado en un soberano fracaso en su primer intento internacional con Puerto Rico. No conocen a las jugadoras, ni conocen la ideosincracia del fútbol de Puerto Rico.

Pero ¿se podía esperar algo mejor? Bajo el mando de Shek Borkowski, Haití, al mando de Borkowski, nunca pudo derrotarnos en los partidos en que dirigió el uruguayo Carlos Avedissian a Puerto Rico. Avedissian, quien fue hechado a un lado por razones políticas y manipulaciones de hechos por parte de federativos y de jugadoras, llevó a las boricuas, mayormente desarolladas en Puerto Rico, a un pre-mundial. Borkowksi no le pudo ganar a una República Dominicana que, en términos femenino, está a millas detrás de Puerto Rico.

Borkowski solo escogió a 7 jugadoras desarolladas en Puerto Rico de un grupo de 20. Avedissian con una mayoría de locales clasificó a Puerto Rico a un pre-olímpico; Borkowski nos dejó fuera del mundial y de los panamericanos. Me pregunto ¿como se puede seguir justificando el dinero del Comité Olímpico al programa femenino cuando lo que ha hecho es retroceder? ¿Estará investigando el COPUR el uso de su inversión?

Un técnico a distancia, a control remoto, no puede trabajar efectivamente. Hay que preguntarse ¿a quien beneficia esa contratación, a Puerto Rico o a intereses escondidos dentro de la Federación? Definitivamente, todo lo que Ana Rabell toca eso fracasa.

Comentarios

Comentarios

¡Haz click aquí para más información sobre como MMM puede ayudarte a ti o un miembro de tu familia!