GPS Puerto Rico, campeón Copa de la Excelencia III 2017. Por Edwin R. Jusino

Era nuestra primera experiencia en las “grandes ligas” enfrentando a clubes de gran trayectoria profesional y de muy buen nivel, entrenadores de trayectoria y mucha historia. Nuestro equipo de 25 muchachos puertorriqueños que se entregaron a una idea planteada hace varios años: culminar con un proceso estructural que daba réditos a nivel juvenil e internacional pero nunca “profesional”.

La obra del Ing. Joe Serralta, la que cumplió, también es nuestra meta para confirmar a la comunidad futbolística de Puerto Rico que con los procesos serios y con mucho trabajo sí se pueden lograr grandes cosas. Ojalá este taller pueda continuar, ya que la PRSL fue una gran experiencia. Quiero dejarles saber que es mi opinión muy personal y no la de la organización la cual pertenezco. No quiero involucrar a GPS Puerto Rico en mis palabras.

¿Dónde están las generaciones perdidas, aquellas que un Quintana vs Don Bosco levantaba pasiones en extremo? ¿los talentos desperdiciados por falta de talleres?

Les confieso que me costó mucho trabajo tomar la desición para dar el paso a la PRSL, soy muy cauteloso y me gusta que cada paso que damos sea fuerte y concreto. He tenido la suerte de rodearme de grandes profesionales que me han marcado mucho, no los menciono pues son bastantes y no me daría la carta, y mis compañeros de trabajo de una nueva generación que se han dedicado a la profesión al 100% para lograr un cambio de mentalidad en el país.

¿Por qué de una vez y por todas no dejamos las pequeñeces y caminamos a un futuro futbolístico mejor demostrando la idiosincrasia que tanto admiro cuando hay desastres en Puerto Rico? ¿esa de unidad donde todos trabajan para un solo fin? ¿Dónde está la administración que regula el fútbol de Puerto Rico? ¿donde están los entrenadores nacionales, los que no logré ver en ningún juego de la PRSL? Se crean expectativas para las jugadoras y jugadores locales las cuales no se respetan. Vienen entrenadores y no se les paga; ver el caso de Jeaustin Campos.

No tengo nada en contra de ningún jugador o jugadora de afuera aunque algunos o algunas no vivan acá también tienen derecho de representar a Puerto Rico. Soy natural de Costa Rica pero me enamoré de la cultura y de todo en la tierra donde nacieron mis hijos. Algunos les dan un plus a la Liga o a la selección lo cual obliga a trabajar más fuerte para lograr mejores resultados.

Pero, creo en los jugadores de Puerto Rico y trabajamos fuerte para lograr el sueño de muchos. “Haters” siempre habrán, pero ellos no desvían mi corazón y mis ganas de trabajar en busca de grandes objetivos. Con todo esto quiero decir que ¡me cansé de las decepciones administrativas! Me duele la cara de nuestros jugadores de cualquier club cuando le arrebatan la ilusión de una selección nacional por falta de capacidad, profesionalismo y por intereses extrafutbolisticos.

Es hora de crear conciencia y trabajar por un proyecto correcto y un proceso serio de lo contrario seguirán perdiéndose grandes generaciones de jugadores que podrían hacer historia para el país. Hay gente muy capaz que pueden hacer grandes cosas, es simplemente dejarlos trabajar.

Comentarios

Comentarios

¡Haz click aquí para más información sobre como MMM puede ayudarte a ti o un miembro de tu familia!