Anuncio
¿Quieres jugar con estilo y orgullo patrio? Adquiere tu canillera Fubori by RIVE hoy ¡Haz click para más información!

Por Frankie Gautier

Esta canción de Manuel Alejandro, e inmortalizada por Raphael, me brinda la oportunidad de referirme a otra carta recién llegada a la Federación Puertorriqueña de Fútbol de parte de la Secretaría General de la FIFA. De ultimátum, pero no a la FPF, como se quiere hacer ver.

La misma, según información aparecida en los diarios El Nuevo Día y Primera Hora y ofrecida por Eric Labrador, informa sobre las consecuencias que tendría el fútbol nuestro de no enmendar los estatutos actuales con lo ordenado por FIFA, que busca un verdadero balance en la composición del Comité Ejecutivo y la composición y el número de votos en la asamblea de la FPF. Que todo el mundo tenga un voto. Y eso es plausible y se debe hacer. Sin trucos; sin artimañas.

Anuncio
¿Quieres lograr obtener una beca deportiva o jugar en el exterior en algún club? ¡Solicita nuestro servicio de video perfiles hoy! Visita nuestro shop y escoge entre nuestras opciones. Haz click en la silueta.

Pero, como siempre, Labrador hace lo que administrativamente no debe. Se le sale por los poros la actitud y el pensamiento político, antes que el de un buen administrador. Me explico.

¿Por qué Labrador se comunica primero con alguna selecta prensa, antes de distribuir y discutir la carta con el comité ad hoc y con el Comité Ejecutivo?

Estoy casi seguro que esa carta la leyeron personas de gran influencia dentro y fuera de la FPF antes que los concernientes.

El procedimiento, para el que no lo sepa, es el siguiente:

El Secretario de FIFA envía la carta al Secretario de la FPF.
El Secretario de la FPF se la entrega al Presidente.
El Presidente, antes de ir a los medios informativos, informa de su contenido al comité ad hoc que es el que tiene la responsabilidad ante la asamblea. Ese comité está activo y tiene una responsabilidad ante la matrícula primero que todo.

Y Labrador no tiene que hacer una reunión de emergencia con el comité ad hoc; se la envía por e-mail a cada miembro, con la condición de confidencialidad temporera.

Luego cita a una reunión extraordinaria al Comité Ejecutivo, para discutir los pormenores de la misma, e informándoles que la prioridad de estudio y discusión recae en el comité ad hoc.

Pero, NO, es mejor correr a los selectos rotativos favorecedores de Labrador, antes de actuar de la forma y proceder de cualquiera que sepa lo mínimo de lo que es una sana administración. ¿Administración?

Que yo sepa, y a la hora de este escrito, el comité ad hoc se enteró de la misma manera que Juan del Pueblo: por los selectos periódicos.  Los que se enteran primero que nadie, cuando se trata de asuntos de la FPF. ¿Por qué será? Hummm

Pero espero que ante esta afrenta, a los miembros del comité ad hoc y a los miembros del Comité Ejecutivo, no  permanezcan sumisos y resignados a que Labrador siga dirigiendo la FPF como una finca privada.

Perdón, si Labrador tuviera una finca privada estaría peor y es mucho decir.

A veces llegan cartas con sabor amargo …

Comentarios

Comentarios

¡Conviértete en un miembro de FBNET y apoya con solo $15.00 anuales las operaciones de este portal! Ayuda a mantener este portal libre y trayéndote las noticias que tu quieres leer.