Suministrada

A la soltá les confieso que esta nota no tiene nada que ver con la famosa canción de Rubén Blades, pero lo primero que se me ocurrió cuando la Sele Sub-17 le ganó a Jamaica y clasificó al “pre” fueron los versos de esa canción que dicen, “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ay dios.”

Digan lo que quiera de Eric Labrador, yo personalmente he dicho mucho y poco ha sido bueno, pero la verdad es que se han logrado más clasificaciones históricas bajo Labrador que bajo todos los demás mandamases federativos juntos. Según mi cuenta esta sería la cuarta vez que una sele boricua llega a un “pre” bajo el comando de Labrador, un póker de clasificaciones. Esto nos demuestra mas allá de toda duda razonable que Eric sabe hacer dos cosas muy bien: mantenerse en el trono y contratar técnicos que ganan cosas importantes.

¡Quien lo hubiera pensado! Después de todo, Labrador, que salió del left field (en honor a la presencia estelar de tanto boricua en la Serie Mundial) en las primeras elecciones AJ (After Joe) estableció sus credenciales esterlinas ni 2 minutos después que FIFA certificó su victoria al decir algo a los efectos de, “yo no creía que iba a ganar así es que no preparé proyecto”.

No pasó ni un mes y nuestro caudillo (en honor a Catalunya) jibaro superó la presea dorada que inicio su dictadura con un acto de magia al volver de un crucero por el Caribe con 40 lucas más de las que tenía cuando partió. Cash. En bolsa de papel. Eric, astuta y al parecer legalmente, “lavó” la plata llenando una formita en aduana y mandándole un correíto a Sepp Blatter, en aquellas instancias el Kim Jong-un del futbol mundial. En aquel momento pensé, “no sé si Labrador será mejor o peor que Serralta, pero definitivamente más descarado es”.

Poco después nuestro generalísimo empezó su gambeta clasificatoria. Primero le arrancó el técnico, sin pagar cláusula de rescisión por supuesto, al Pérez Zeledón tico. Jeaustin Campos, una de las grandes figuras del fútbol costarricense llegó a Puerto Rico con un proyecto serio que culminó en Puebla, la cuna del 5 de mayo, clasificando a la Sele Sub-20 al “pre” de la categoría por primera vez en su historia. Jeaustin no lo sabía, pero además de una gesta para los libros se iba a convertir en la Madre Teresa, esto porque el caudillo, en su magnificencia decidió que el que hace historia no cobra. De paso lo rajaron como deambulante en lobby de banco en Hato Rey. Campos regreso a Costa Rico dirigió al gran Saprissa a un campeonato y demandó a la FPF en FIFA. Todavía no ha visto ni las gracias.

Las alarmas empezaron a sonar y los caciques del barrio empezaron a prestar atención. Un osado grupo liderado por el temible Antonio “Super” Cabrero inicio un putsch digno de Laurentiy Paulovich Beria. Hubo golpes por todos lados y hasta un oficial de CONCACAF se comió un exquisito knuckle sándwich preparado por “Tito Trinidad”. El caudillo resistió el golpe de estado sin despeinarse y hoy por hoy el grupo Beria ve su futbol cómodamente desde las gradas.

El próximo naipe del póker clasificatorio apareció en la manga del charrúa Carlos Avedissian. Avedissian, un técnico que “solamente” había clasificado a dos selecciones femeninas ticas a mundiales de categoría llegó a Puerto Rico con un proyecto serio que culminó en Frisco, un suburbio de la ciudad donde mataron a Kennedy y donde se jugó el pre-olímpico femenino al cual nuestra Sele clasificó por primera vez en su historia. La localía del torneo fue un presagio porqué poco después rajaron a Avedissian como deambulante en lobby de condominio del Condado. Eso sí, Avedissian ya venía avisado y dijo, “yo no seré un bonista de PREPA, pero tampoco soy la Madre Teresa”, y con la garra que caracteriza a los charrúas salió de Puerto Rico con la frente en alto y un cheque por las 12 quincenas que le debían.

El croupier del fútbol le regaló a Labrador el más oportuno de los naipes justo después. La sele mayor masculina, ahora sin técnico, tenía unos compromisos importantes con miras a clasificar a la Copa Oro. Apareció Jack Stefanoswki a préstamo de Puerto Rico FC gracias a una cortesía de Carmelo Anthony. Stefanoswki logró llevar a la Sele a la pre-Copa de Oro por primera vez en su historia. Al estar a préstamo, el caudillo no lo pudo rajar, pero como quiera se desquitó cuando a su consigliere Ignacio Rodriguez Argote se le olvidó radicar unos papelitos con CONCACAF y Puerto Rico FC quedó excluido de la Champions. El olvido le costó 100 lucas a Carmelo y sabrá la creadora cuantos años de vida deportiva a Tom Payne.

Siguieron los despelotes, descalabros, despilfarros y defalques. Hasta hubo elecciones y se postularon más candidatos contra Labrador de los que presentó el partido republicano en las elecciones que ganó Trump. Nadie pensaba que ganaba Labrador. Hasta que ganó.

Como Trump, que twittea a lo loco para distraer a las masas del bromance que tiene con Putin, el caudillo se sacó otra clasificación de la manga para disfrazar el arroz con bicicleta que es su federación. Esta vez bajo la dirección técnica de Shek Borkowski, que armó como pudo, bajo las circunstancias más tristes y desoladoras, la cuarta selección histórica del fútbol puertorriqueño. Yo no le tenía la más mínima confianza al polaco, pero lo cierto es que Shek nadó, nadó y nadó y todos podemos estar agradecidos que no murió en la orilla. En vista del precedente, temo por su continuidad, pero por ahora enhorabuena Profe, ojalá que siga acumulando triunfos, porque un mundial le vendría a Puerto Rico como anillo al dedo.

Felicitaciones y alegrías con lágrimas a nuestra selección Sub-17 que, literalmente contra viento y marea, ha puesto el nombre de Puerto Rico un poquito más en alto. Felicitaciones también a Eric Labrador, que, en el transcurso de mantener su presidencia, por más torpe y burdo que haya sido, sorpresivamente y a lo Pedro Navaja, le ha dado al fútbol de Puerto Rico 4 selecciones históricas.

Fútbol Boricua (FBNET) Inc. nonecesariamente se solidariza necesariamente con todo lo planteado en la pasada columna. Las mismas son la opinión del autor o columnista invitado.

Comentarios

Comentarios

¡Haz click aquí para más información sobre como MMM puede ayudarte a ti o un miembro de tu familia!